Algodón, lino, seda… Prendas con bordados, estampados y tapicerías. ¿Sabes cómo se cuidan los textiles de la casa? ¿Tienes claro cómo has de mantener las telas de las cortinas, los cojines, o la ropa de casa? Hoy te damos unos consejos fáciles para que puedas cuidarlas y mantenerlas durante mucho tiempo como el primer día.

textiles de la casa bordados zara home
Fuente: Zara Home

Las prendas que forman la ropa de la casa suelen duran mucho tiempo. O al menos, eso es lo que nosotros queremos, que nos acompañen durante años y años. Sin embargo, a veces, tenemos dudas sobre cómo debemos cuidarlas, lavarlas y mantenerlas para que no se estropeen enseguida, sino que podamos disfrutarlas el mayor tiempo posible.

Textiles de la casa: ¿a mano o a máquina?

textiles de la casa hm sofa
Fuente: H&M Home

Las mayores dudas nos asaltan cuando llega el momento de lavar los textiles de la casa. Por su uso continuado, más pronto que tarde todas estas prendas necesitarán un buen lavado. Lo primero que tienes que hacer es mirar en las etiquetas si la tela en cuestión se puede lavar en casa o si tienes que llevarla a la tintorería.

En el caso de que los textiles puedan lavarse en casa, tendrás que decidir si los metes en la lavadora o si los lavas a mano. Esta última opción resérvala para aquellas telas que no son demasiado grandes, como las fundas de cojín. En cualquier caso, para lavar textiles delicados en la lavadora, lo mejor es no llenar del todo el tambor (mejor solo llena hasta 2 tercios de su capacidad) y lava siempre con agua fría. Tampoco debes usar suavizante, pero sí un detergente para prendas delicadas.

El lino, por ejemplo, puedes lavarlo en la lavadora en un programa corto y en frío, sin centrifugar apenas. En el caso de las cortinas, cuélgalas nada más sacarlas de la lavadora para que no se te arruguen. Si la prenda de lino es pequeña y la has lavado a mano, enjuágala bien antes de tenderla, porque los restos de jabón pueden dejar manchas en la tela.

Las fibras más delicadas

textiles de la casa hm mantel
Fuente: H&M Home

SEDA: Si tienes en casa alguna prenda de seda, como la funda de un cojín o un plaid que contiene esta fibra natural, lávala a mano en agua fría, utilizando un detergente suave. No la retuerzas para escurrirla, mejor quítale el exceso de agua con una toalla y ponla a secar en horizontal sin que le de el sol. Y cuando la planches, recuerda hacerlo por el revés para evitar que le salgan antiestéticos brillos.

GASA: Las telas de gasa se han de lavar con cuidado, puesto que son delicadas. Si la prenda que vas a lavar es pequeña, hazlo mejor a mano, en agua fría y sin frotar ni retorcer. Y mejor no la planches.

Lava con precaución

textiles de la casa hm mantel 2
Fuente: H&M Home

RAYÓN: Es un tejido que se asemeja bastante a la seda, por su brillo y su tacto. Sin embargo, el rayón es una fibra sintética, no natural. Por eso es delicado a la hora de lavarlo, ya que puede encoger con facilidad. De todas formas, puedes lavar las telas de rayón en la lavadora, aunque siempre en frío, y evitando los centrifugados largos y la secadora, para que no se deformen las prendas. A la hora de plancharlo, hazlo por el revés de la tela.

LANA: es una fibra animal que necesita unos cuidados especiales. Debes lavarla en frío siempre, ya que de lo contrario encogerá bastante. Si la metes en la lavadora, usa un ciclo corto, sin centrifugado. Tampoco debes meterla en la secadora, sino que las prendas de lana se secan al aire en posición horizontal, para que no se deformen.

¿Y los estampados y bordados?

textiles de la casa estampados el corte ingles
Fuente: El Corte Inglés

ESTAMPADOS: Las telas estampadas requieren unos cuidados básicos que protejan sus colores. Para empezar, acostúmbrate siempre a lavar esas prendas del revés, ya sea a mano o en la lavadora. Piensa que pueden perder color, por lo que si la prenda en cuestión es nueva, será mejor que la laves por separado, no vaya a desteñir.

También es importante que uses agua fría (¡siempre!) y que no uses suavizante, ni tampoco la secadora a la hora de secar estas prendas. Mejor tiéndelas al aire (pero a la sombra). Cuando ya esté seca, plancha la tela poniendo entre el estampado y la plancha un trapo fino.

BORDADOS: En cuanto a los bordados, si tienes mantelerías bordadas u otro tipo de prendas decoradas con estos motivos, lávalas siempre por separado. Para protegerlas, lávalas en agua fría y con un producto delicado. Si lo haces a máquina, selecciona un programa corto. Y a la hora de planchar la tela, hazlo siempre con la plancha a temperatura baja, poniendo la parte del bordado para abajo, por el revés, y colocando la tela entre dos toallas.

Seguir estas instrucciones es la mejor forma de garantizar a tus telas más especiales una protección total y mayor durabilidad en los textiles de casa.