Las casas que nos sirven de inspiración gracias al buen gusto de sus dueños en temas de decoración,  no se parecen en nada a las fotografías de esas casas que se alquilan o están en venta. Son fotografías que no apetecen volver a ver, ya que no muestran nada memorable.


Desde Barcelona nos llega Monapart, que es una página en la que podrás encontrar casas que inspiran, cuentan historias con final feliz e incluso puede que alguna de ellas la hayas visto en uno de tus sueños. Hacer las cosas bien, no cuesta tanto.


Después de recorrerme la página de arriba abajo, encontré una casa  en el barrio gótico de Barcelona cuya distribución se rige por el patio central de la vivienda. Un amplio patio, tres dormitorios, un despacho y un baño.


En un casa que se comunican todas las habitaciones es difícil conseguir que cada decoración conviva sin que choquen unas con otras. Por eso me ha parecido muy interesante la forma de integrar la cocina en este conjunto.

La cocina y el comedor comparten el mismo espacio, pero para delimitarlo con el resto de la casa se ha jugado con el suelo, colocando en esta zona una superficie más plana y de un tono azulado. La cocina ocupa toda la pared de la derecha, llegando las estanterías hasta tocar el techo. Al tener un poco de techo descubierto, las puertas de los armarios son de madera clara y, se combina con un gris de fondo en la pared, casi de hormigón.


El piso ha sido reestructurado, y sólo hay que ver el suelo para darse cuenta de los cambios de baldosas hidráulicas de cada habitación, ahora unidos en la sala de estar.

La propuesta de Monapart de mostrar casas interesantes fotografiadas y explicadas como se merecen, debería estar en todas las ciudades. Así sería más fácil inspirarse y descubrir casas bellas cerca de ti.