La decoración de las paredes es un aspecto muy importante en la decoración de cualquier espacio o rincón de una casa…

Las posibilidades a la hora de decorar una pared son infinitas, pero hoy te queremos proponer una idea sencilla pero capaz de aportar mucho a cualquier decoración: decorar la pared con diferentes elementos y objetos que tengan un sentido o significado, que cuenten con algún valor especial.

El resultado puede ser como este:

pared

Es una habitación con mucho encanto. Y gran parte de ese encanto se debe a la composición y decoración de la pared.

Lo primero que llama la atención es el gran contraste que siempre provoca una decoración que combina blanco y negro.
Por otro lado, es protagonista la composición de los elementos que decoran la pared, así como la combinación de elementos tan diferentes para decorar una misma pared. Esta mezcla de elementos y la composición que se ha creado con ellos ofrece como resultado un ambiente muy personal y con un encanto muy especial.

Al combinar objetos tan diferentes: letras, cuadros, carteles, figuras… Lo que se consigue es un espacio totalmente diferente, muy creativo, original, con una gran personalidad, interesante y con mucho carácter. Un espacio, en definitiva, con mucho encanto.

Esta bonita idea te permite decorar una pared con esos objetos o elementos a los que tanto cariño tienes, con esas piezas de evocan algún momento feliz o que simplemente te gustar ver a diario.Independientemente de los objetos que sean y de su estilo, con una combinación creativa, es posible crear una decoración con encanto y muy actual.

¿Te animas a poner en práctica esta idea?