Machas veces hemos hablado de la importancia de la cama en cualquier dormitorio. Sin duda alguna, se trata de el elemento más importante de un dormitorio. Y si de camas hablamos, la parte más importante de la misma es el cabecero, ya que se trata de algo que es capaz de cambiar por completo la estética e incluso el estilo de la cama.

Cabeceros hay muchos, para todos los gustos y adaptables a prácticamente cualquier espacio y estilo decorativo. Sin embargo, es cierto que muchas veces no se cuente con el presupuesto suficiente como para invertir en un cabecero. En esos casos, también hay muchas opciones, sencillas, originales y económicas que ofrecen grandes resultados. Como la idea que hoy ocupa este post.

Se trata de crear un precioso cabecero con un simple trozo de tela. Mira:

cabecero

En realidad, lo único que se ha hecho en este caso es colgar un bonito tejido a modo de cortina en la parte trasera de la cama, convirtiéndolo en un precioso y muy original cabecero.

Se trata de una opción muy económica, sin duda alguna. Pero también es una idea realmente aplicable a cualquier dormitorio y cama. Además es fácilmente adaptable a las necesidades, no sólo del espacio, sino también de cada persona; ten en cuenta que puedes controlar fácilmente la altura a la que cuelgas el tejido.

Es un idea realmente simple, pero a la vista está que el resultado es bastante original y puede dar un giro a cualquier decoración que, por falta de un cabecero, pueda parecer vacía e incompleta.

Si tienes un dormitorio y aún no dispones de un cabecero, esta puede ser una muy buena opción, ¿qué te parece?