Cuando nos sentamos a ver la televisión, al final del día (al menos en mi caso) buscando un poco de relajación y tranquilidad sintonizando y viendo un programa de nuestro agrado, nos gusta estar cómodos y a menudo solemos tener una especie de puff o taburete donde apoyar los pies, o en su defecto algunos los ponen sobre la mesa.

Ante este acto escuchamos casi instantáneamente: ¡Cuantas veces te he dicho que no pongas los pies encima de la mesa!, en casa nos lo decía nuestra madre, es posible que ahora lo digan las novias y mujeres y es muy posible que yo también lo haya dicho alguna que otra vez.

Pero es que a decir verdad no es un gesto muy agradable, porque puede que los zapatos no estén llenos de barro pero no es muy limpio que pongamos los pies sobre una superficie en la que a veces comemos y en la que tenemos objetos que a menudo suelen estar entre nuestra manos, como teléfono móvil, llaves, tabaco…

Bueno pues aquí está la solución: una mesa auxiliar con reposapies. Si la observamos en un principio es una mesa normal y corriente, de color blanco y que puede hacer en varios tamaños, pero si presionamos sobre una de las partes en las que parece estar dividida la superficie observamos que se mueve, se da la vuelta y bajo ella aparece una superficie acolchada.

Con ella ya podremos poner tranquilamente los pies sobre la mesa, aunque sigue siendo mejor que lo hagamos sin zapatos.

Todos los cuadros se dan la vuelta y dependiendo de la forma del modelo elegido podemos utilizarlo también como un bando para la entrada.

Más información: Objeti

Vía: Furniture Fashion