Buenos días amigos, hoy os dejo con esta pared tan colorida… simplemente me encanta está llena de flores de colores vibrantes que hacen de este salón un lugar perfecto!

Si te gustan los colores fuertes, vibrantes y llenos de energía.. no repares en ellos. Una cosa, a la hora de decorar, es no tener miedo a experimentar.. a veces en esto está el truco.

Si no tienes miedo a experimentar con tonalidades más fuertes, de la que estás acostumbrado o hayas visto en otras casas.. podrás lograr decoraciones preciosas.

paredEn este caso vemos un estupendo salón, donde la mayor parte del color se encuentra en las paredes.. llenas de flores.

La temática elegida es bastante natural, me encanta! como en la propia pared se situan los colores más fuertes como el azul, el fucsia o el verde.. en el resto de muebles se ha incorporado tonalidades mucho más suaves.

El suelo es de madera, en color claro.. combina perfectamente con el sofá de dos plazas en blanco.

La mesa de café es blanca y si te fijas, son dos una superpuesta sobre otra un poco más pequeña. Una idea genial para dar un toque de simpatía a este espacio de nuestro hogar.

Los colores vienen ahora, con la mencionanda pared, y con los cojines del sofá. Las patas son de color negras, los almohadones comparten colores con la pared.. así vemos algunos en color negro, otros naranjas y rojos.

Las flores que han sido pintadas en la pared del fondo son estupendas. Por un lado sombras de flores surgen del fondo, en color negras y bien contorneadas.

Sobre esta vegetación, surgen los colores.. bien repartidos por la pared, vemos hojas azules, pétalos en color naranja, flores verdes o bien fucsias.. son ideales para componer este pequeño mural.

Espero que la idea os guste tanto como a mi!

Foto: furnishbydesign