Mi madre es de esas que no tira nada de ropa, y es verdad creedme, lo he comprobado. Y es que yo tengo 26 años y el otro día me di una vuelta por el sótano buscando cosas para llevarme a mi nueva casa, y me encontré cajas y cajas llenas de ropa, y no adivináis qué prenda mítica me encontré en una de ellas, pues si aquella trenca de cuando tenía 7 años, e incluso encontré el vestido que llevó mi madre en mi comunión.

La verdad es que me parece increíble que todavía guarde esas prendas, pero visto lo visto hoy, se pueden aprovechar como ha hecho Tobias Juretzek haciendo estas sillas elaboradas con ropa.

Estas sillas se hacen llamar “Rememberme” y estoy segura que no os van a dejar indeferentes. No tengo ni idea de cómo las ha hecho, pero la verdad imaginación ha tenido un rato, porque a mi no se me habría ocurrido hacer una sillas con las prendas de ropa que tengo sin utilizar por casa.

Pero si tienes ganas, imaginación y maña ya sabes hazte con toda la ropa que tengas por casa y que ya no uses y hazte unas sillas como estas, usando los babis de cuando eras pequeño, o los vaqueros ya descartados, o esas camisetas que no puedes ver ni en pintura.
Vía:Tobias Juretzek