Cuando estamos ante un espacio pintado con color azul, aún sin percibirlo, podemos sentirnos ligeramente relajados, éste es un efecto reconocido por los grandes decorados, del azul sobre el ánimo. Decorar con azul es uno de los recursos más utilizados en la  decoración , porque el azul tiene tantos tonos que permiten transmitir tantas sensaciones. En este aspecto, es vital conocer qué azul usar para decorar cada espacio, porque el azul de un tono no tiene el mismo efecto que el de otro, y nos veremos.

El azul siempre se sitúa dentro de las más relevantes de tendencias de colores para decorar y por ello siempre es una buena elección si disfrutas del azul y si necesitas sus cualidades de relax y comodidad para un ambiente en el trabajo o en la oficina.  La sensación de tranquilidad y serenidad lo hace perfecto para las bibliotecas y las oficinas de trabajo.

Decorar con color azul : azul se recomienda en cualquier lugar que prefieren tranquilidad y serenidad. Azul oscuro puede ser perfecto en las oficinas de las guaridas de origen, y las bibliotecas donde se requiere una atmósfera tranquila.  El azul ligeramente oscuro resulta ideal en algunas habitaciones como la cocina o el cuarto de planchado, porque da la sensación de calma, la faena se percibe menos agotadora por el solo efecto del color de las paredes.

Un color azul claro suele ser muy refrescante e ideal para el área de los baños pero jamás se debe usar solo, hay que combinarlo con toques cálidos de otros colores como vetas de amarillo o detalles en rojo, para controlar la sensación de frío que el solo azul claro transmite, el azul celeste es perfecto para el dormitorio, para que descansemos, para que nos relajemos. Aunque hemos dicho dos tonalidades básicas como el azul claro o el azul oscuro, hay que tener presente el azul chispeante, el azul eléctrico, es ideal para el área de juegos de los niños, para las zonas de trabajo en que podríamos sentirnos aburridos, para la sala donde los niños hacen la tarea.