En cuanto las altas temperaturas del verano llegan a casa, hay un elemento que suele colarse en nuestras habitaciones y se apodera de muchas miradas. Me refiero a los ventiladores muy decorativos. Además de refrescar los ambientes de forma agradable y natural, son capaces de convertirse en un plus para renovar los interiores con un encanto que solo ellos saben aportar. Te cuento cuáles.

ventiladores muy decorativos
Fuente: Archi Tonic

Los ventiladores muy decorativos lo son por diversas razones. Por el marcado estilo que los define, por la belleza de los materiales con los que han sido fabricados y por sus atractivas siluetas cuando se contemplan, únicas. Modernos, de diseño, o con una estética puramente vintage. No han nacido para pasar desapercibidos. Merece la pena detenerse en ellos y descubrir la manera de lucirlos al máximo en nuestros espacios domésticos. Sea la habitación que sea.

Ventiladores muy decorativos con una historia vintage

Fuente: wunder kammer shop

Cuando hablamos de ventiladores muy decorativos, sin duda los top ten de la lista son los de estética vintage. Sobre todo los modelos de sobremesa y los de pie tienen un potencial increíble para poner un guiño retro en un ambiente o en un rincón en un instante. Quizá nos guste esta corriente pero no nos atrevamos a incorporarla del todo en la decoración. Estos objetos son la excusa perfecta para probar si nos convence su look. Comprobar si nos funciona en nuestros espacios domésticos.

Y si ya estamos convencidos de lo mucho que nos atrae todo lo vintage, nada como buscar lugares visibles, especiales, donde ubicarlos. Lo mejor es escoger modelos originales, típicamente retro, y los de los años 40 y 50 son fantásticos. Con un poco de suerte quizá tengamos alguno en el desván o el trastero, con los muebles y accesorios inservibles. Y por tanto solo es cuestión de desempolvarlo. Son piezas entrañables, con historias que contar si han formado parte de la familia o de algún ser querido.

También te puede interesar:  Bolsa que mejora el mal genio

Piezas de colección que enganchan

Fuente: My Scandinavian Home

Sin duda los modelos retro son ventiladores muy decorativos gracias a sus viejas aspas metálicas y a la carta de colores originales que lucen: desde oro viejo y latón a rojos, verdes esmeralda y azules. Así que resultará sencillo encontrar ese tono que más nos encaje y que combine con el resto de acabados y materiales que mandan en la estancia que hemos buscado para él. También podemos atrevernos a maquillar su aspecto pintándolo a nuestros gusto con idea de hacerlos más afines.

¿Qué tal en una cocina o en un comedor con muebles vintage? Como por ejemplo una alacena de madera decapada o una vitrina metálica. Colocados en la parte superior tendrán un papel decorativo notable, especialmente si han dejado de funcionar y solo queremos disfrutar de su belleza estética. Ahora bien, al poder manejarlos con facilidad, no hay por qué adjudicarles un sitio definitivo. Y ahí reside también parte de su encanto. La idea de visualizarlos aquí y allá, como piezas que podemos mover por la casa. Sobre la mesita de noche, en la encimera del baño, o en el suelo si hablamos de una ventilador de pie. Y en ese caso, será el mejor de los compañeros para un rincón de lectura en pleno calor estival. ¿O no?

En realidad son algo más que ventiladores muy decorativos. Pueden llegar a ser auténticas piezas de colección, y prueba de ello es que existen asociaciones de coleccionistas que se dedican a encontrar nuevas adquisiciones. Si funcionan estaremos de suerte para refrescar los ambientes añadiendo un sabor singular a nuestros interiores domésticos. Pero también hay diseños modernos inspirados en la estética vintage con una tecnología actual.

También te puede interesar:  Toques decorativos con figuras de animales: cómo y dónde lucirlos

Un guiño industrial realmente irresistible

Fuente: Maisons du Monde

Otra razón por la cual los vintage se considera ventiladores muy decorativos es por su inconfundible estética industrial. Un reclamo que sigue causando furor en la decoración de interiores, domésticos o no. Si somos incondicionales de dicha corriente, sin duda estos elementos son valiosas piezas para revalorizar cualquier espacio. O crear con ellos rincones evocadores y al mismo tiempo con una entidad muy urbana. Ideales en zonas de paso y entradas, como el recibidor.

En salones de aire industrial, podemos jugar con diseños de hoy que se inspiran en su estética imitando líneas y acabados. No siempre es fácil hacerse con uno original. Quedarán geniales junto a una zona de tertulia, o cerca del área de la tele, rodeados de mesitas o muebles auxiliares de tonos cobrizos y ruedas de metal envejecido. Y con sofás de piel o cuero. Cuanto más industrial mejor.

Si somos unos afortunados y contamos con un clásico original, atención a un dato muy importante. No olvidemos colocarle un transformador de corriente eléctrica para que sirva, puesto que en su época funcionaba a 125 V y no a 220 V.

Las apuestas más contemporáneas

Fuente: Domestico shop

¿Y qué pasa si nuestra decoración es mucho más moderna? Si en nuestra casa los muebles de líneas depuradas lo dicen todo. También hay ventiladores muy decorativos con los que afrontar el verano. Aunque los ventiladores de techo son los más recurrentes, también es posible pensar en modelos concebidos para usar de pie o para desplazar por el suelo. Se integrarán con delicadeza en cualquiera de nuestros ambientes, pues están diseñados en maderas de tonos claros y sus formas son amables. Son perfectos para refrescar interiores muy funcionales, o inspirados según las coordinadas del estilo escandinavo. Son ventiladores muy decorativos por su sencillez y naturalidad, algunos están fabricados con bastidores de bambú ecológico.

También te puede interesar:  Crear espacios únicos con la tendencia upcycling. !No te la pierdas!
Fuente: Isho Design

Sobre los modelos suspendidos, nadie duda a estas alturas que pueden convertirse en auténticos elementos decorativos, aparte de sus avanzadas prestaciones tecnológicas. A la hora de decantarnos por materiales y diseños, dependerá de la importancia que tengamos pensado concederle. Hay propuestas muy innovadoras, como los de metal, policarbonato y cristal. Los diseños de acero tienen un espíritu más ecléctico y por tanto es más sencillo incorporarlos en ambientes poco definidos. Sea cual sea la elección, todos son ventiladores muy decorativos. No lo olvides.

¿Cuál pondrías en tu casa este verano?