Los espejos decorativos son un recurso muy valioso para vestir la casa, pero hay que tener claro qué modelo elegir y cómo utilizarlo. Además del estilo y el tamaño, es importante saber dónde colocarlo. Aquí tienes 10 ideas que te van a encantar.

espejos decorativos ikea redondo
Fuente: Ikea

Un espejo estratégicamente colocado puede ser un acierto. Ya sea en el salón, el recibidor o en un pasillo oscuro, los espejos son capaces de decorar, iluminar e incluso ampliar los espacios.
Lo primero que hay que tener en cuenta es que según donde lo coloques, reflejará una cosa u otra. No debes ponerlo de forma que refleje lo que no quieres que se vea. Por el contrario, si lo pones frente a una ventana con bellas vistas, reflejará el paisaje y multiplicará la luz, ampliando visualmente el espacio.

La cuestión del tamaño también es importante. No conviene colgar un espejo demasiado pequeño en una pared vacía; mejor haz una composición con varios. Y si es de gran tamaño, simplemente apóyalo en la pared, sobre el suelo o una consola. Se convertirá en uno de los elementos claves de la decoración. Ahora te enseñamos 10 espejos que pueden encajar en tus ambientes.

1. Espejos decorativos de estilo clásico

Puede que este estilo te guste más o menos, pero hay que reconocer que un espejo con marco barroco y dorado acapara todas las miradas. Como este que es de Maisons du Monde, capaz de poner una nota de elegancia en cualquier ambiente. A mí me gustan combinados con piezas de diseño y complementos modernos para crear una suerte de ambiente ecléctico.

2. De gran formato

Un espejo de grandes dimensiones se convierte en el centro de atención de una habitación, por su potencia decorativa. Como este modelo de marco dorado y brillo apagado. La sencillez de su diseño y su versatilidad consiguen que quede bien en salones de cualquier estilo, incluso en ambientes rústicos.

3. De pie y con estructura de madera

La habitación de tus hijos adolescentes acogerá de buen grado un espejo de pie, con estructura de madera blanca. Es un buen complemento en cualquier dormitorio, porque además de ser práctico resulta decorativo.

4. Con moldura de madera blanca

Este gran espejo lleva un bonito marco de madera blanca que, al ser del mismo color de la pared, se integra perfectamente en la decoración, reduciendo su peso visual y aumentando la ligereza. Este modelo, de Car Möbel, es perfecto para el recibidor. En él podrás echarte el último vistazo antes de salir de casa.

5. Un modelo ovalado para el dormitorio

Es de acero pintado de negro y resulta muy decorativo para el dormitorio, por ejemplo, aunque quedará genial en cualquier rincón de la casa. Su forma ovalada, que resulta bastante peculiar, y sus detalles delicados lo convierten en un bonito elemento perfecto para ambientes románticos.

6. Espejos vintage con forma de sol

Aunque el origen de los espejos con forma de sol se remonta al siglo XVIII, la mayoría de modelos que se pueden ver hoy pertenecen a las décadas de los años 50, 60 y 70, cuando se pusieron muy de moda. Hoy se venden muchas reproducciones de espejos con forma de sol. Hay mil modelos diferentes, todos perfectos para poner un toque vintage en tu salón.

7. Puro diseño

El diseño de este espejo es tan contundente, que sin duda se convertirá en la pieza estrella de la habitación. Y eso que la consola sobre la que se sitúa también es potente… El espejo está fabricado con metal en diferentes acabados. Un modelo así se merece que lo pongas en un lugar privilegiado. Es de Brabbu.

8. Si son pequeños, mejor en conjunto

Cuando el espejo que quieres poner en una pared es demasiado pequeño, lo mejor es crear una composición de varios. Eso sí, procurando que tengan un nexo en común, para darle sentido al conjunto. Así puedes agrupar diferentes espejos del mismo estilo, o del mismo material o color, y te quedarán genial. En esta foto se han puesto juntos varios espejos sencillos, de Car Möbel. Y para darles un toque diferente se han colgado con cintas negras y cadenas. Muy original.

9. Románticos, con flores o corazones

Los marcos de los espejos son todo un mundo. Pueden reproducir casi cualquier cosa, y mostrar un sinfín de estilos decorativos. Los hay con flores, como este de Zara Home, que quedan genial en un dormitorio romántico, por ejemplo; o también con forma de corazón, de Wohnflair.

espejos decorativos corazon
Fuente: Wohnflair

10. Con diseño de puertas y ventanas

Esta idea de enmarcar un espejo con forma de puerta o de ventana está en alza y, de hecho, puedes encontrar modelos similares al de la foto (es de Car Möbel) en un montón de tiendas de decoración. Sin embargo, hay una idea que me gusta mucho más y que quiero contarte: encontrar una puerta o una ventana antigua y convertirla en un espejo. Un proyecto DIY entretenido y muy decorativo.