11 colores para conseguir un dormitorio tranquillo

-

- patrocinador -

Cuando se trata de elegir la decoración del dormitorio, no es de extrañar que los adjetivos más utilizados sean “relajante”, “tranquilo” y “pacífico”. Es mejor dejar la energía y la estimulación en la sala de estar o la cocina. Tu dormitorio debe ser tu habitación tranquila. Para canalizar esa calma perfecta, mira las paredes de tu dormitorio donde el tono perfecto puede marcar la pauta para el resto de la habitación.

Un color relajante de pintura no tiene por qué ser aburrido, ni tiene que ser blanco. A continuación vamos a darte algunas ideas para que tu dormitorio sea tranquilo y sofisticado al mismo tiempo. Será un dormitorio armonioso gracias a los colores que vas a escoger. ¡Elige el que más se adapte a ti y a tu personalidad!

color dormitorio

1. Gris claro

- patrocinador -

Cuando piensas en colores tranquilos es posible que te venga a la mente un gris claro. Es uno de los mejores colores para crear un ambiente sereno y pacífico en tu dormitorio. El gris claro o medio es cálido y juega bien con beiges y bronceados y es un maravilloso punto de partida para un espacio de descanso.

2. Azul claro

¿Otro claro ganador en la rueda de colores cuando se trata de tranquilidad? Sin duda: el azul claro. Es un tono fresco increíblemente relajante que combina bien con blancos neutros que carecen de matices. Nos recuerda a un día tranquilo en el mar y tiene una sensación de paz extrema una vez pintado en las paredes.

3. El blanco

¡No podría faltar el color blanco! Aunque hay muchos tonos de blanco que nos encantan, el color blanco cálido es una excelente opción si tu objetivo número uno es la tranquilidad. Este tono más cálido es infinitamente cremoso y rico y se adapta perfectamente para una buena noche de sueño. Combínalo con otros colores cálidos para una sensación de serenidad.

color dormitorio

4. Morado

El morado claro puede ser increíblemente real y elegante, pero también increíblemente relajante y calmante. El morado en tono primaveral es un tono púrpura medio con ligeros matices azules. Es un poco silencioso y perfecto para un dormitorio que necesita una pequeña dosis extra de color sin dominar otros colores o acentos dentro del espacio.

5. Colores neutros

Muchos colores neutros son increíblemente calmantes, pero un neutro con matices rosados suaves que instantáneamente hacen que un lugar se sienta más acogedor y tranquilo es maravilloso. Perfecto para dormitorios más pequeños que pueden carecer de luz natural. Es una opción maravillosa si quieres mantener un ambiente neutral sin dejar de ser aburrido.

6. Marrón claro

Un marrón claro de tonos cálidos con matices amarillos suaves que se siente instantáneamente acogedor es una gran idea. Agrega personalidad sin sentirse jactancioso y es una excelente manera de añadir una pared de acento a tu espacio mientras mantiene una atmósfera serena.

7. Que no falte el rosa

El rosa pastel es un tono suave a la lista, aunque con tonos más atrevidos también funciona. Es una sensación de color de rosa que lo mantiene firme y tranquilo. El rosa que está en el lado cálido y combina bien con los bronceados o beiges cálidos es una gran opción para tu dormitorio. Si quieres añadir un poco más de profundidad a tu espacio sin exagerar con el color, este tipo de rosa es bueno para ti.

8. El negro

El negro puede hacer que un dormitorio se sienta tranquilo y elegante, pero debes saber usarlo bien. El negro es profundo y oscuro, pero es mejor si es un tono que no es del todo negro. Tiene un elemento polvoriento que lo mantiene más liviano y es nuestra opción favorita para una sola pared.

9. Amarillo pálido

Puedes pensar que el amarillo es un color demasiado vibrante y con mucha energía para poder tenerlo en un dormitorio, y es verdad. Pero cuando es un tono pálido o más mostaza apagado, es una excelente manera de incorporar la personalidad de la pintura amarilla mientras mantienes un dormitorio tranquilo.

color dormitorio

10. Color melocotón

El melocotón es otro color que demuestra que los colores apagados y tranquilos no tienen por qué ser aburridos. Un melocotón claro limita con el beige, pero con más energía. Considera combinarlo con colores intensos y apagados, como el color arcilla, para una habitación llena de profundidad.

11. Color verde

Si no consideras que el verde es un color tranquilo, estás equivocado. El verde, en cualquiera de sus tonalidades se basa en elementos naturales para crear una sensación relajante. Es el tono perfecto para un dormitorio informal y hogareño o para una habitación de inspiración vintage.

¿Has visto cuántos colores pueden dar alegría, vida y tranquilidad al mismo tiempo a tu dormitorio? Escoge el color que más te guste, que encaje con tu personalidad y sobre todo, que te encante disfrutar cuando te vayas a dormir y nada más despertar. El secreto está en combinar el color que escojas de manera que crees el ambiente tranquilo que estás buscando.

- patrocinador -
Maria Jose
Maria Jose
Maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. En un aprendizaje continuo...haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo.