Todos aquellos que trabajan en casa lo tienen claro. En nuestro propio hogar se dan las condiciones perfectas para tener un lugar de trabajo acogedor, mucho más confortable que en la oficina. No se trata de sentarse en pijama delante del escritorio, sino de añadir elementos a nuestro espacio laboral que aporten confort, calidez y comodidad. ¿Quieres saber cómo?

lugar de trabajo acogedor
Fuente: Olivia Bossert

Cuando uno trabaja en su propia casa, ha de tratar de hacerlo en las mejores condiciones posibles. Y esto engloba multitud de aspectos, desde el estado de ánimo hasta la decoración del espacio. En relación con esto último, es posible lograr un lugar de trabajo acogedor con muy poco esfuerzo. Solo tendrás que cumplir algunos requisitos decorativos que convertirán tu rincón de escritorio en uno de los lugares más especiales de tu casa.

Hoy te traemos cinco ideas fantásticas para añadir un toque cálido y cómodo a la zona de trabajo. Y es que allí pasas muchas horas pasas al día. O para tu rincón de estudio. Verás cómo el esfuerzo merece la pena.

Una alfombra mullida para un lugar de trabajo acogedor

Fuente: The Green Eyed Girl

Si hay un elemento que suba la temperatura de un interior como por arte de magia es , sin duda, una buena alfombra. Eso sí, ha de ser suave y mullida. Y aunque nunca hayas pensado poner tu escritorio sobre una alfombra, es una gran idea para lograr un lugar de trabajo acogedor.

Fuente: Trendir

En cuanto al estilo de la misma, todo depende de tus gustos y del estilo con el que esté decorada tu oficina en casa. A mí personalmente me encantan las alfombras Beni Ouram, a pesar de ser de colores claros. Solo tendrás que tener un poco de cuidado para que no se ensucie demasiado.

También te puede interesar:  10 Ideas creativas para decorar tu casa -Parte II-

También puedes optar por una alfombra de piel, o por cualquier otro estilo que le vaya más a tu espacio de trabajo.

Crea tu propio rincón de relax

Fuente: InDizajn

Todo depende de los metros cuadrados que tengas disponibles para tu zona de escritorio. Si tienes la gran suerte de disponer de una habitación para destinar a tu oficina no estará de más que contemples la opción de tener un pequeño rincón de relax.

No necesitarás más que una butaca cómoda y una mesita auxiliar, si es que tienes espacio para ella. Lo importante es tener un lugar en el que relajarte y desconectar, cuando estés saturado del trabajo.

Ya sabes que es importante hacer descansos cortos a lo largo de la jornada laboral, en especial si esta es intensa. Es la mejor manera de alejar el estrés de tu vida. Un café, un poco de música tranquila y tu sillón más confortable. No necesitas más para tu zona libre de estrés. Lo mejor para reactivar tu mente y trabajar después mucho mejor.

Plantas para un toque natural

Fuente: Decoist

Está comprobado. Al menos, yo lo he comprobado por mí misma. Poner algunas plantas en tu zona de trabajo es un punto muy positivo si quieres lograr un espacio más acogedor, natural y sereno.

Las plantas, como buenos elementos naturales que son, te ayudan a elevar tu estado de ánimo. Te hacen sentir bien, tener una actitud más positiva y ser más productivos en el trabajo. ¿Por qué? Llámalo la magia del toque verde. El caso es que las plantas son una gran receta para aliviar el estrés.

También te puede interesar:  Chapas de botellas para decorar
Fuente: Decoist

Y si no tienes el don de saber cuidar las plantas y se te mueren hasta los cactus, no desesperes y opta por las plantas artificiales. Puede que no resulten tan naturales, pero hay algunas que parecen reales y te evitas la tarea de tener que regarlas.

Renueva los objetos de escritorio

Fuente: Popsugar

¿Te acuerdas de cuando eras pequeño y te encantaba empezar el curso después del verano con libros y cuadernos nuevos? Yo sí lo recuerdo. Me encantaba la vuelta al cole por varias razones, y la de estrenar los lápices y las pinturas era una de ellas.

Pues bien, renovar de vez en cuando los objetos de escritorio es una idea perfecta para hacer más amigable tu espacio de trabajo. No se trata de tirarlo todo y comprar cosas nuevas porque sí, sino de incorporar un organizador de objetos, de poner un nuevo bote para lápices y bolígrafos, etc.

Pequeños detalles que te ayudan a sentirte mejor mientras estás trabajando. A quien no le guste estrenar un cuaderno nuevo que levante la mano. ¿Nadie? Lo suponía…

Personaliza el espacio: ideas para hacerlo tuyo

Fuente: Olivia Bossert

Puede que si tu lugar de trabajo acogedor está en tu propia casa, ya hayas personalizado el espacio a tu gusto. Igual que solemos hacer cuando trabajamos en una oficina externa y ponemos una foto de los nuestros, o nos llevamos una taza que nos haga sentir un poco más en nuestro terreno.

La cosa está en poner algo nuestro en el espacio de trabajo para personalizarlo. Pueden ser unas cuantas fotos, o una colección de recortes pinchados en un panel de corcho. Unas flores, un pisapapeles que compramos durante un viaje, etc. La lista de ideas puede no tener fin.

También te puede interesar:  Idea para personalizar el perchero

¿Y tú? ¿Cómo consigues hacer de tu lugar de trabajo un espacio acogedor y confortable?