Es más que probable que la idea de poner terrazo en casa suene un plan algo aburrido. Asociamos este material a esos ambientes hogareños de los años sesenta y setenta carentes de toda gracia estética. Aunque parezca increíble este suelo cada vez está más presente en nuestras vidas domésticas, cargado de razones para hacerse un hueco. En este post te doy cinco razones para que empieces a pensar en él como un gran candidato. Ni te las imaginas.

poner terrazo
Fuente: Poppyns

Poner terrazo en casa hoy en día denota nuestro gusto por estar a la última en tendencias para suelos. Quien nos iba a decir hace unos años que este material tradicional iba a tener un gran protagonismo en proyectos de interiorismo exclusivos con grandes firmas de la moda detrás. Y menos aún que diseñadores y arquitectos de renombre lo consideran un revestimiento lleno de fuerza e inspiración. Por tanto, ¿por qué no darle la bienvenida en casa para lograr un cambio de look muy natural? Tan renovado que a veces cuesta reconocerlo.

Poner terrazo: un baño de nostalgia

Fuente: Vintage Industrial Style

La primera razón para poner terrazo en nuestros interiores domésticos es que garantiza un baño de nostalgia maravilloso, que puede encajar muy bien en ambientes con un estilo retro o contemporáneos. Y con el valor añadido de contener un porcentaje de material reciclado en su composición. Tradicionalmente estaba formado por una base de cemento y pequeños gránulos de mármol que le dieron esa estética inconfundible. Su singular acabado vuelve a ser tendencia, el llamado stracciatella en italiano es ideal para renovar los suelos inspirándonos en estéticas pasadas. Al fin y al cabo el universo de la decoración siempre mira atrás para dejarse seducir y reinterpretar corrientes y épocas.

También te puede interesar:  Cómo elegir los revestimientos cerámicos para la casa

En realidad este material tiene un pasado con historia. Y una de las ciudades más bellas del mundo como cuna de su origen, Venecia. Desde mediados del siglo XV empezó a conocerse su empleo por parte de trabajadores del mármol. Ellos fueron sus creadores y primeros usuarios para pavimentar las terrazas de sus casas, mezclando guijarros con arcilla para después pulimentarlos. Incluso llegó a convertirse en un pavimento muy extendido en los palacios italianos.

Nacía así el material que conocemos todos, con sus característicos gránulos de mármol y sus micropartículas incrustadas de bronce, aluminio o cristales de colores. ¡Quién no ha tenido baldosas de este tipo en la casa de sus padres o de sus abuelos! Así que poner terrazo en casa puede ser un proyecto muy entrañable. Perfecto para añadir unas dosis de encanto a los interiores.

Las nuevas versiones del acabado stracciatella

Fuente: Homelife

Mi segunda razón para animarme a poner terrazo en mis estancias es su imagen renovada y fresca. Este material también ha evolucionado y se ha dejado influir por las nuevas tendencias estéticas. Además de mejorar considerablemente desde el punto de vista de sus cualidades técnicas. Por eso ahora es mucho más flexible y ofrece una alta resistencia al impacto. De manera que no solo podemos pensar en él para vestir espacios interiores y zonas de paso, como vestíbulos, escaleras y pasillos. También es una opción idónea para las zonas exteriores de casa donde pasaremos tantas horas en cuanto se instale el buen tiempo. Desde terrazas a pequeños balcones y patios. Versatilidad a más no poder.

Fuente: Nothing Can Go Wrng

Su paleta de colores también ha crecido de manera formidable y atractiva. Tercera razón para apostar por él. ¿Tomas nota? Gamas rosáceas muy en línea con el rosa palo, azules y verdes pastel, negros y composiciones muy vivas. Esta riqueza cromática es un aliciente para introducirlo en las estancias principales, sin importar el estilo que hayamos elegido en ellas. Tal vez para renovar el suelo de un salón marcadamente moderno, o para un comedor inspirado en el más puro estilo industrial. En este tipo de espacios, conviene optar por acabados pulidos para evitar que absorban manchas líquidas.

También te puede interesar:  Pequeña Oficina para Pequeños Espacios

Poner terrazo sin barreras estéticas, esa es la clave de este material que ha vuelto fabricado con nuevos fragmentos sobre una base de cemento. Por ejemplo, restos de piedra natural, virutas de mármol y vidrio.

Su papel espectacular en baños y cocinas

Fuente: gestalten

Existen otros espacios de casa donde poner terrazo es una realidad llena de sorpresas y posibilidades decorativas. En baños y cocinas puede ser una óptima alternativa a los revestimientos habitualmente empleados para cubrir sus paredes y suelos. Me refiero a la piedra natural, al mármol o al microcemento cuando pensamos en estilos muy minimalistas. Realmente puede transformar la imagen de estas habitaciones cargándolas de una personalidad mediterránea. Sobre todo si se utiliza como solución para cubrir encimeras de trabajo, frentes junto a fregaderos y en general superficies amplias. Así podrán lucirse al máximo sus fragmentos. Es otro motivo más para pensar en su potencial.

Y aún quedan otras fórmulas para planteamientos decorativos más atrevidos. En concreto poner terrazo de baldosas en tamaño XXL que desde luego no pasarán desapercibidas. En ambientes de líneas depuradas pueden ser el contrapunto perfecto.

Increíble pero cierto: también en mobiliario y accesorios

Fuente: tipfrom.me

Atentos a la última razón porque es una invitación en toda regla a poner terrazo. Si nos gusta su estética retro pero no terminamos de verlo como un revestimiento ideal, no hay problema. Es posible trasladar su imagen a otros materiales y elementos para integrarlo en la decoración con total originalidad. Nada como elegir papeles pintados, alfombras, lámparas auxiliares o textiles que reproducen su estética en pequeñas dosis. No hay duda, la vuelta de este material promete. ¿Te han gustado estas razones?