Ahorrar calefacción con una maceta, una vela y muy poco dinero

Como hemos podido comprobar en gran parte de nuestro país esta semana, nos espera un otoño-invierno bastante frío, y es por eso que te traigo un truco para conseguir calentar una habitación pequeña utilizando una vela y poco más. ¡Una buena forma de ahorrar calefacción este invierno!

La efectividad de este invento reside en poner a calentar la habitación unas horas antes de empezar a trabajar dentro de ella. Lo bueno de esto es que utiliza materiales baratos y fáciles de encontrar.

Radiador casero

Dicho de manera fácil, funciona cogiendo el calor que desprende la vela y forzándolo a que se meta dentro de la cerámica. Ese material irá aumentando su temperatura y al cabo de un rato comenzará a desprender calor a la propia habitación.

Para  hacerlo tú mismo en casa tan solo necesitarás tres maceteros de cerámica (tamaños 4”, 2” y 1 ½”),  dos arandelas de 1 ½ x ¼”, tres de 1 ¼” y de 1x ¼” y ocho de ¾” x ¼”, siete tuercas de ¼” y un tornillo igual de largo que el macetero de mayor tamaño, de 3” x ¼”.

El montaje puede parecer difícil, pero es realmente fácil si se hace bien. Se trata de colocar las arandelas y las tuercas de manera combinada tal y como aparece en la imagen.

Radiador

El soporte se hace con tres escuadras que deberás juntar tal y como aparece en la foto y ya tienes el pequeño radiador para tu habitación.

Soporte

Personalmente a mi me ha resultado bastante complicado de imaginar, pero según se ha comprobado, este radiador puede llegar a aumentar una habitación pequeña hasta 4ªc, lo que hace que sea una opción muy a tener en cuenta. En cuanto a los comentarios en internet, los hay muy variados, pero la mayoría defiende que este invento funciona.

El invento lo he encontrado en heatstick.com donde podéis ver más fotos y explicaciones.

¿Tú qué opinas? ¿Lo pondrías en tu casa?