Decora los espacios exteriores con alfombras de verano

Las alfombras de verano aportan frescura a los espacios exteriores, ya que están confeccionadas con tejidos ligeros, transpirables y frescos que no retienen el calor. Además tienen la cualidad de enriquecer la decoración exterior. Existe una amplia variedad de materiales y diseños para elegir la alfombra más apropiada para tu terraza, jardín o porche.

Alfombras de verano: fibras naturales

Decora los espacios exteriores con alfombras de verano 1
Decora los espacios exteriores con alfombras de verano 6

A la hora de elegir una alfombra para los espacios exterior debes tener en cuenta que no retenga el calor y que contribuya a refrescar el ambiente. Las alfombras de verano están fabricadas con materiales y colores diferentes a la que se utilizan en los meses de invierno.

Las alfombras de fibras naturales son perfectas para crear un ambiente refrescante y confortable. Son atemporales ya que nunca pasan de moda, no acumulan el calor y ayudan a regular la humedad del ambiente. Son resistentes y no requieren muchos cuidados y son aptas para zonas de mucho tránsito.

Las alfombras de bambú están elaboradas por un material ecológico que crece rápidamente. Son flexibles resistentes, ligeras, duraderos y no acumulan polvo.

Alfombras de sisal. Tienen la cualidad de aislar la humedad y es un material biodegradable que cuida el medio ambiente.

La fibra de cáñamo es resistente y se cultiva sin productos químicos, pesticidas ni fertilizantes. Son apropiadas para personas con problemas de alergias, ya que este material tiene propiedades antibacterias que evitan la propagación de bacterias.

El coco y las algas son materiales para las alfombras para utilizar en los meses estivales. Ofrecen una gran resistencia a la humedad y al desgaste. Las alfombras de algas marinas son impermeables por lo que son recomendables para zonas húmedas en los espacios exteriores como las piscinas.

Decora los espacios exteriores con alfombras de verano 2
Decora los espacios exteriores con alfombras de verano 7

El algodón es uno de los materiales más apropiados para las alfombras de verano, ya que resiste las altas temperaturas y absorbe la humedad. Tienen una misada muy agradable y muchos modelos se pueden lavar en la lavadora.

Las alfombras de lana tienen son aislantes naturales para el calor y el frío, por lo que se pueden utilizar tanto en verano como en invierno. Regulan la humedad ambiental y son antibacterianas y antialérgicas evitando el crecimiento de ácaros.

Alfombras de polipropileno

Decora los espacios exteriores con alfombras de verano 3
Decora los espacios exteriores con alfombras de verano 8

Las alfombras de verano de polipropileno están elaboradas con un material sintético PVC o polipropileno. Son resistentes a los rayos UV por lo que pueden estar expuestas al sol cuanto tiempo se desee sin deteriorarse. Además son hidrófugas, no acumulan polvo ni ácaros siendo recomendables para personar con problemas de alergias. Tiene un tacto suave similar a la lana.

La resistencia a la abrasión permite un uso intenso sin deteriorarse siendo alfombras que duran mucho tiempo en buen estado.

También te puede interesar:
Integral Cooking hornos y placas para una cocina moderna

Una propiedad destacable de este material es la maleabilidad o facilidad para trabajar con el de muchas maneras permitiendo trenzados grueso o hilados finos y flexibles.

Al ser impermeables los líquidos no penetran en el tejido, por lo que no se pudre ni estropea.

Existe una amplia variedad de texturas, acabados y colores, su limpieza y mantenimiento es sencillo.

Alfombras de vinilo

Decora los espacios exteriores con alfombras de verano 4
Decora los espacios exteriores con alfombras de verano 9

Las alfombras de verano de vinilo comparten la misma materia prima (polipropileno) pero cambia su confección. Elaboradas con una capa de fibras de vinilo trenzado fino que se coloca encima de una base de goma para potenciar su resistencia y flexibilidad. El conjunto se termos ella (pegado con calor) para crear un única capa.

Este tipo de alfombras son planas y finas (entre 2 y 4 mm de espesor) y quedan pegadas al suelo. Son las alfombras más resistentes que hay en el mercado, por lo que son apropiadas para zonas de mucho tránsito, para niños pequeños y mascotas.

La facilidad de limpieza es una de sus ventajas ya que al tener una superficie lisa y plana no atraen polvo, bacterias y suciedad. Son apropiadas para personas con problemas respiratorios y alérgicos. En la terraza se les puede pasar la manquera directamente (sin presión).

Otra cualidad de estas alfombras es su gran durabilidad, ya que no envejece ya que es un material es resistente al desgaste. Este preparadas para aguantar la intemperie y los cambios climáticos.

Alfombras de PET reciclado

Decora los espacios exteriores con alfombras de verano 5
Decora los espacios exteriores con alfombras de verano 10

Los envases PET (plástico que se obtiene del etileno y prarxileno)) se puede reciclar indefinidamente ofreciendo múltiples posibilidades. Las botellas de plástico PET son molidas, fundidas e hiladas en hilo poliéster. Este hilo se puede utilizar para confeccionar tejidos y alfombras.

Las alfombras de verano de PET reciclado son resistente al sol, a la humedad, además de ser altamente duraderas. Por lo que son una excelente opción para decorar los espacios exteriores. Es uno de los materiales para alfombras de exterior que es tendencia y que está ganando cada vez más adeptos.

Existen varios materiales para las alfombras de verano que cada uno cuenta con sus propias ventajas. Es importante realizar los cuidados necesarios para cada tipo de material. Para las alfombras de polipropileno y vinílicas bastara con agua y jabón. En cuanto a las alfombras de fibras naturales (bambú, sisal, etc.) es recomendables sacudirlas o aspirarlas para absorber el polvo y hay que tener cuidado con la humedad, ya que no es aconsejable que se mojen.

Últimos artículos

Scroll al inicio