En muchas ocasiones tenemos muebles que han quedado algo viejo y desfasados. La restauración es una técnica muy utilizada para alargar la vida a piezas que no deseamos deshacernos de ellas. Podemos optar por dejarles la misma función, a la que se dedidacaban u otorgarles una nueva función en nuestra vivienda.


De esta manera hoy en Decoración 2.0 os contamos cómo se ha restaurado un bonito armario de cocina, para transformarlo en un fantástico y funcional mueble para dormitorio infantil.

Los materiales que vamos a necesitar serán:

  • Un armario de cocina
  • 4 patas de madera o ruedas para mueble
  • Una tabla de madera
  • Una plancha de polifón (puede ser goma espuma)
  • Tela
  • Engrampadora
  • Adhesivo de contacto

Primero preparamos el mueble! Limpialo bien, líjalo y luego da un par de manos de pintura. Recuerda que se encuentre bien seco para poder empezar.

Nos haremos con algunas patas o ruedas para mueble, solo necesitaremos algunos tornillos o cola de carpintero y algunos clavos.

Para realizar la zona de arriba del banco medimos el largo y ancho de la zona superior del armario. Luego cortamos dos rectángulos de tela que nos guste y con esas medidas también recortamos un rectángulo de plancha de polifón. Cose todo el contorno enfrentando ambos derechos de las telas y deja una abertura. Damos la vuelta a la tela e introducimos el polifón.

Ahora solo basta con ubicar un bonito almohadón. Ya tenemos este mueble banco para organizar nuestros juguetes y poder dibujar tranqulamente. Recuerda escoger tonos y colores pastel con algunos motivos en un color algo más vibrante. Podemos jugar con plantillas o stickers de los personajes favoritos de nuestro hijo. Este mueble quedara perfecto ubicando cajas, canastos, cubas… etc. en su interior, de esta forma podremos utilizarlo para guardar juguetes.

Vía HogarTotal.