Una de las alternativas para cambiar el aspecto de los ambientes es bajar el techo. Mediante esta iniciativa podrás tener estancias totalmente renovadas y más modernas. Al bajar los techos crearemos algunos efectos visuales, manteniendo el calor y la temperatura en el espacio.

Para bajar los techos se pueden usar placas. Para eso será necesario montar una estructura especial la cual deberá ser reforzada mediante alambres tensores que se sujetan al techo con tornillos por la parte media, los listones que se usan se colocan en los laterales y se deben tener en la pared mediante el uso de tarugos y tornillos.

Bajar el techo
Fuente: Reformasblog

 

Las placas que se usan pueden ser de diferentes materiales, los más comunes son la madera, corcho, telgopor, fibra de vidrio. Las placas que se escojan se usaran en la estructura diferenciando con algún color diferente cada estructura y el color de las placas.

Otra opciones crear un ‘techo nube’, el nombre que se asigna al rollo de tela desplegable que se coloca sobre unos soportes travesaños horizontales que se confeccionan con caño metálico. Se pueden usar también sobre los caños de cortinados que se emplean en los baños.

La distancia en que se colocará cada caño dependerá del efecto que se quiera dar en la tela. Dentro de las telas podrás elegir una de algodón, voile, arpillera. Dependerá del resto de la decoración y del estilo del lugar. Con una tela tipo voile se creará un efecto lumínico y la sensación de libertad, frescura y romanticismo.

Otra manera de generar la sensación de un techo más bajo es pintarlo con algún tono diferente. Un color más oscuro permitirá que el techo se acerque a la superficie de quien lo observe. En estos casos las paredes deberán pintarse en un tono más claro que el techo. Si lo que buscas es crear la sensación de un techo más alto el efecto será el contrario.