Buenos días amigos, hoy hablaremos de cómo mantener la limpieza de la bañera de nuestro hogar. Si tienes bañera, sabes que no siempre es sencillo dejarlas brillantes.. de esta manera hoy te dejamos algunos estupendos consejos para que tus bañeras estén siempre brillantes.

Haz lucir la decoración de tu baño con organización y limpieza. Como complemento casi protagonista, las bañereas aportan gran belleza a la estancia.. e incluso podemos utilizar técnicas para que así lo sea.

Pero es muy importante mantenerla limpia, los restos de jabón y desgastes puede afectar a la imagen de la bañera y además a nuestra salud.

Aquí te dejamos varios consejos que te serán de gran utilidad para mantener la bañera siempre brillante  y prevenir la aparición de manchas oscuras o amarillas sobre la superficie. Para evitar esto deberemos lavarla entre una a dos veces en la semana.. esto es así siempre y cuando la utilices con bastante frecuencia.

Lo primero que haremos será deshacernos de todos los restos de jabón, pelo…. etc. Para ello podemos utilizar limpiadores líquidos o bien en crema. Debemos intentar no dañar el esmalte. 
 
Los productos los retiramos frotando con una esponja o bien un baño suavito. Después enjuagamos con agua hasta eliminar  el resto del producto
 
El vinagre es un buen producto, muy efectivo contra las manchas del tiempo, del agua y del jabón. Para ello también es muy bueno el bicarbonato, pero sobre todo para limpiar los restos que se han quedado adheridos a la rejilla de la bañera.
 
Materiales como la porcelana o bien el mármol se limpian muy bien con una mezcla muy sencilla, medio ligro de agua caliente, conmedia taza de vinagre y una taza de amoníaco, por último un cuarto de taza de bicarbonato.. con esto y una esponja que no raye, frotamos la superficie de la bañera.
 
Por último, para las manchas más grabes podemos tratarlas con trementina y alcohol blanco, enjuagar después con agua caliente. 
 
Si tu bañera es de loza o cerámica, basta con pasar un trapo con aceite de limón y secar con otro paño.. así se quitan las manchas menos problemáticas. Para las rebeldes rocía bicarbonato sobre estas y frotamos con un paño seco.

Por último las bañeras de acrílico y fibra de vidrio, las trataremos siempre con detergentes suaves, para que no se les quite el brillo, también se pueden comprar productos específicos para este material.