Como sabéis, últimamente nos ha dado mucho por las lanas, y en concreto por el punto. En anteriores post, mi compañera Ángela nos habló de los motivos por los que todos deberíamos comenzar a tejer y nos enseñó a hacer un sencillo cesto multiusos de punto con los puntos básicos. En esta ocasión, os traigo una manualidad con lanas muy fácil, ideal para principiantes, con la que podréis personalizar prendas que compréis o hagáis con vuestras propias manos. ¡Vamos a bordar a punto de cruz!

Lo que hoy vamos a hacer es bordar a punto de cruz con lana, un cojín que previamente hemos tejido. Lo sé, el punto de cruz se suele realizar con otro tipo de hilos, mucho más finos, pero en esta ocasión quería presentaros otras alternativas e ideas para que la lana no tenga que ser solo punto o ganchillo. Y de este modo, podáis personalizar mantas, jerseys, cojines o cualquier otra prenda de punto que tengáis.

bordar a punto de cruz - aprender a tejer con we are knitters

Cómo hacer un cojín de punto

Antes de aprender a bordar a punto de cruz con lana… necesitamos tener un elemento tejido de lana. En este caso yo he optado por un cojín de punto, pero vosotros podéis pensar otras prendas de lana.

Hace unas semanas me enamoré del proyecto Oh la la pillow de We Are Knitters, un kit con todo lo necesario para hacer un cojín tejido con un bonito bordado, y a pesar de que lo mío es más el ganchillo, la costura y otras manualidades, me atreví con este kit para principiantes que se animan con las dos agujas. Eso sí, lo de los patrones no es lo mío, soy más de freestyle y decidí hacer el cojín cuadrado, en vez de alargado, así como cambiar el mensaje bordado por otro. Además, realicé el bordado con la técnica del punto de cruz (que adoro) en vez del clásico punto cadeneta.

El kit de We Are Knitters venia con dos ovillos de lana 100% peruana, uno color miel y otro natural; una hoja de instrucciones con el patrón del bordado con el mensaje “Oh la la pillow”, unas agujas de madera de haya del 15 y una aguja lanera, además de la etiqueta que podemos coser a nuestro cojín una vez terminado para certificar que es hecho a mano.

bordar a punto de cruz - como hacer un cojin de lana

Aprendiendo a tejer con punto jersey

Soy más de crochet (ganchillo) que de tejer, probablemente porque a lo primero aprendí con 6 años, y a lo segundo, unos 20 años después… ¡y eso se nota en la destreza! Aún así, este proyecto no es nada difícil ya que se hace con el punto más sencillo, el punto jersey que consiste en hacer una vuelta al derecho y la siguiente al revés, alternando ambas y creando así un bonito dibujo de espiga.

Si tu también quieres hacer un cojín de lana personalizado, pero no sabes hacer punto, no te preocupes, si yo he podido ¡tu también! Yo misma he tenido que repasar los vídeos de We Are Knitters sobre como se hacia el punto jersey (punto del derecho y punto del revés) pues no me acordaba bien. Aquí os dejo los vídeos para las principiantes:

Cómo montar los puntos

Punto del derecho

Punto del revés

Cerrar los puntos

Unir la labor

Monta en tu aguja cuantos puntos necesites para el ancho de tu funda de cojín de lana, y luego ve tejiendo un punto del derecho y otro del revés hasta conseguir todo el largo de la parte de delantera y trasera del cojín. Cierra los últimos puntos y finalmente une tu labor por los extremos añadiendo antes el relleno.

Bordar a punto de cruz con lana

Una vez que lo tenemos todo listo, pasaremos a personalizar nuestro cojín aprendiendo a bordar a punto de cruz con lana. Lo primero que necesitaremos será una aguja lanera (suelen ser de plástico y grandes para que la lana se pueda manejar bien) y una lana del mismo grosor y tipo que el cojín o elemento que queramos bordar, aunque con un color diferente, que contraste. En este caso combinamos el amarillo y el blanco.

bordar a punto de cruz - silla EAMES con cojin de lana bordado en punto de cruz 2

A diferencia de cuando hacemos punto de cruz clásico, trabajaremos con una sola hebra de lana y tendremos especial cuidado para que no se rompa ni se haga demasiado gorda; si es necesario la enrollaremos un poco para que quede el punto más fino y la cruz destaque sobre el punto.

Tampoco tendremos como base la tela de cañamazo, que tan comúnmente se usa en punto de cruz, pero nos podremos guiar por los puntos para hacer las cruces. En función del grosor de la lana, cogeremos más o menos puntos para realizar cada cruz, asegurándonos de mantener siempre el mismo ancho y alto, y que estos coincidan para que las cruces no queden descompensadas.

 

Podéis utilizar la técnica de cruz a cruz o la lineal que consiste en hacer la ira de todas las cruces de una misma fila y luego la vuelta de esa misma fila. Yo suelo utilizar este segundo método, pues creo que es más ordenado especialmente cuando se hacen letras simples y dibujos geométricos en un solo color, aunque para hacer bordados de varios colores cuando el dibujo es más complicado, suelo optar por la técnica de ir cruz a cruz para no liarme ni saltarme ningún punto.

En este vídeo tutorial os muestro de forma breve y sencilla cómo bordar a punto de cruz con lana:

No olvidéis haceros un esquema de lo que queréis bordar sobre una cuadrícula, contando los puntos, dejando márgenes en los laterales y procurando centrar el dibujo en el la prenda de lana que queráis bordar.

Si os animáis a iniciaros en el punto con el kit de We Are Knitters no dudéis en hacerlo y compartirlo en Twitter e Instagram con los hashtags #weareknitters #ohlalapillow, así como subirlo a nuestro grupo de Facebook Hazlo tú mismo. Espero que os lancéis a bordar a punto de cruz vuestras prendas de lana, para personalizarlas con mensajes y dibujos propios.