Seguro que has oído aquello de que “tejer es el nuevo yoga”, quizá hayas leído sobre los beneficios de la lanoterapia, sobre el Día Internacional de Tejer en Público o a lo mejor has visto recientemente en los medios la exitosa iniciativa “La manta de la vida” para los refugiados sirios. Te preguntarás de dónde viene esta fiebre por tejer, una actividad antaño propia de las abuelitas y que hoy incluso es practicada por los hípsters. ¿Qué tiene tejer que a todos engancha? ¡Descubre las razones por las que deberías empezar a tejer!

1. Stay calm and knit

Tejer es extremadamente relajante y, aunque al principio no lo parezca, es la mejor herramienta antiestrés. Te pones a contar puntos, vueltas, te fijas en cómo debes colocar la lana… y parece que el mundo a tu alrededor se apaga porque el nivel de concentración que se requiere lo exige.

El tintineo de las agujas de tejer también es adictivo. Ya sean de madera o de metal, el choque de las agujas crea una musicalidad que espanta cualquier mal espíritu y hace que te aísles por completo. Y nada de pensar en preocupaciones del día, te resultará imposible hacerlo: sólo te concentrarás en la labor que tienes delante y en cómo realizarla sin que se te escape ningún punto. Si ya encima lo haces desde la comodidad de tu hogar, con los pies en alto y con alguna serie, o teniendo la tele o música de fondo, ¡morirás de placer!

Fuente: pixonomy
Fuente: pixonomy

2. Es un placer que crece cuando lo compartes con otros

Tejer solo es divertido y relaja, pero divierte incluso más si tejes en compañía. Tejer compartiendo conversación, no tiene precio. De ahí seguramente que cada vez surjan más grupos y clases colectivas de tejer y se vea cada vez más a tejedores reunirse en público.

Un día mis amigas tejedoras y yo decidimos hacer ganchillo en Starbucks. Nosotras nos lo pasamos genial pero las caras de la gente eran casi lo más divertido de la situación. / Todos los derechos reservados
Un día mis amigas tejedoras y yo decidimos hacer ganchillo en Starbucks. / Todos los derechos reservados

3. Aumenta la felicidad

Tanto del tejedor o la tejedora que se enfrasca en un proyecto como si no hubiera un mañana, como de la persona que recibe el proyecto u observa con atención cómo el tejedor en cuestión disfruta invirtiendo horas y horas en tejer.

4. Te sube la autoestima

Nada como ponerte esa bufanda que tanto te ha costado tejer o ese gorro que tuviste que deshacer varias veces hasta que diste con la talla exacta. Llevar algo hecho por ti, como en cualquier forma de DIY (Do It Yourself), te hace sentir orgulloso de tu logro, te permite estar satisfecho con lo conseguido y te hace superarte a ti mismo. Por otra parte, sentir que llevas una pieza única, te hará sentir especial. Será como un prêt-à-porter hecho por ti.

5. Tiene beneficios para la salud

Según un estudio de la clínica Mayo de Minnesotta, las personas que realizan alguna actividad artística tienen el 73% menos de probabilidad de sufrir demencia y pérdida de memoria. Dichas actividades artísticas incluyen el tejer. Tanto es así que la propia clínica organiza una quedada semanal de tejer y coser para que voluntarios creen piezas tejidas para los pacientes de la clínica.

Fuente: Robert Hoge
Fuente: Robert Hoge

6. Es adictivo

Una vez que empiezas a tejer y te empiezan a salir bien tus proyectos, no puedes dejar de crear y crear. Y aumentar la dificultad de los proyectos, combinar colores, puntos, tipos de lana e incluso empezar varios proyectos a la vez. Te estresarás pero por querer realizar cuantos más proyectos mejor. No podrás parar y te verás tejiendo siempre que puedas, en el metro, en viajes, en ratos muertos que tengas y hasta altas horas de la madrugada, si hace falta.

Fuente: Grupo de Tejedoras Compulsivas en Facebook
Fuente: Grupo de Tejedoras Compulsivas en Facebook

7. Permite que tengas un hogar y un armario únicos

Acabarás haciendo piezas únicas, hechas con cariño y seguramente imperfectas. No te toparás con nadie que tenga esa decoración o prenda exclusiva, elegida y producida por ti.

Y si quieres coger ideas para el hogar, sólo tienes que ver todo lo que te ofrecen We are Knitters o Katia. ¿Soñabas con tener un puff marrón pero no encuentras ninguno que se ajuste al tamaño, color o precio que querías? ¡Pues háztelo tú mismo!

8. Ir a elegir lanas es como perderse en Amazon

Y no es broma. Te volverás loca. Querrás llevarte todas las lanas y los accesorios que las acompañan. Y en todos los colores. Te llevarás lanas por si acaso al final te animas a hacer ese proyecto, que ahora mismo te parece un poco complicado de hacer (pero confías ciegamente en llegar a poder hacerlo) o que no tienes tiempo de hacer.

Acumularás ovillos, agujas y accesorios en casa y tu nuevo cometido se convertirá en buscar ideas originales para guardarlo todo, sin que tu rincón de tejer acabe pareciendo una mercería.

Fuente: Pixabay
Fuente: Pixabay

9. Serás quien haga los regalos más originales

Ni que decir tiene que quedas como una reina cada vez que regalas algo hecho por ti misma porque todo el mundo valora el tiempo que le dedicas a algo realizado por ti, pensando en la persona a quien se lo vas a regalar. Personalización del regalo 100%, en tamaño, color y modelo.

Tengo una adicción especial por lo patucos. Chiquititos y rápidos de hacer, me encanta hacerlos y regalarlos. / Todos los derechos reservados
Tengo una adicción especial por lo patucos. Chiquititos y rápidos de hacer, me encanta hacerlos y regalarlos. / Todos los derechos reservados

10. Es “cool”

O eso dicen. Muestra de ello es que muchos famosos también ya tejen: Julia Roberts, Catherine Zeta-Jones o Sarah Jessica Parker quienes no dudan en sacar la labor del bolso cuando están en un descanso de rodaje. Y en la calle cada vez se ven más knitters con agujas de neón, lanas a la última y patrones knit que difieren muchísimo de lo que hacían nuestras abuelitas.

Fuente: Pixabay
Fuente: Pixabay

Y dicho todo esto, ¿te he convencido al menos un poco para empezar a tejer y que te enganches a este vicio tan sano? Palabra de tejedora: cuando empieces a tejer tu vida cambiará seguro.

  • Conchi

    ¡Enhorabuena Ángela, por tu post ! Seguro que convences a todo el que te lea. Ya sabes que me das mucha envidia y que me tienes que enseñar mucho. Un beso

  • Me ha encantado Ángela!
    Mira que a mi no me hace falta que me convenzan para tejer, pero con tu post tengo aún más ganas si cabe!! Todos a comprar lanas, agujas y a TEJER!! :)

    Feliz lunes!
    Aran.

    • Ángela Rodrigo Turner

      Muchas gracias, Aran :) Nos vemos tejiendo donde siempre!

  • buenisimo me gusta mucho,

    • Ángela Rodrigo Turner

      Muchas gracias. Me alegro de que te haya gustado.

  • lean bien a las que me critican por que mucho tejo, jaja, soy mas inteligente y me ayuda a no pensar tonterias, ponganse todas a tejer ya.

    • Ángela Rodrigo Turner

      Por lo general, los tejedores somos unos incomprendidos pero somos una comunidad numerosa Y feliz con tejer ;-) Así que no lo dejes, pese a lo que te digan.

  • A comprar lanita y palillos se ha dicho.

    • Ángela Rodrigo Turner

      Sí, ¡sin falta!

  • Soy tejedora desde niña

    • Ángela Rodrigo Turner

      ¡Qué suerte! Y el placer por tejer, ¿te ha crecido con los años?

  • Clemen Marin Marin no me digas que no es una señal que me aparezca esto en facebook sin buscarlo?

  • Me parece una buena idea 😉

  • Justo pensé que el próximo día que vengas podemos ir a comprar lana :)

  • Mira Teje Queteje

  • Mara Gomez Martin tenemos que seguir con las clases cuando te desocupes