¿Te gustaría saber cómo reciclar todo el papel que tienes en casa? De una manera muy sencilla puedes transformar el papel que pensabas tirar en un práctica cesta de papel reciclada que nos servirá como organizador para lanas o cualquier otra cosa que aún no tenga su sitio en casa.

Seguro que tienes un montón de papel de embalaje o cualquier otro tipo de papel por casa, además aguja e hilo, y quizás también una máquina de coser. Con estos elementos, e incluso sin máquina de coser, vamos a realizar un práctica y sencilla cesta de papel reciclado que además nos servirá para decorar el hogar.

Recordamos, que prácticamente con casi cualquier tipo de papel podremos hacer este cesto reciclado, además es perfecto para ordenar cosas pequeñas en casa tanto en habitaciones como en el salón o la cocina.

Los materiales que tendremos que tener a mano serán papel de cualquier clase que ya no te sirva, este en concreto esta realizado con papel de embalaje. También necesitaremos unas tijeras, clips, un poco de pegamento, aguja e hilo.

Lo primero que tenemos que hacer es plegar el papel, de forma que tengamos ocho tiras largas. Según el tamaño que quieras que tenga tu cesto, así dependerá el tamaño de las tiras.

Recuerda que la tira debe ser resistente, pero no demasiado dura… así que debemos cuidar la cantidad de pliegues que debe tener. Esto es bueno para acabar correctamente la canasta ya que debe ser fácil de doblar.

Pliega de este modo todo el papel, formando tiras del grosor que quieras. Recuerda coser los bordes con la máquina o a mano.

Luego, iremos montando las tiras de papel en forma de cruz. Ve aplicando un poco de pegamento en las zonas que creas necesario para fijarlas y que no se desmonte.

Mide muy bien el ancho de cualquiera de los laterales de la cruz, estas serán cuatro tiras juntas. Al número que te salga le añadimos 2 y a su vez lo multiplicamos por 4. Esta será la medida con la que haremos algunas tiras de papel… y así continuaremos armando la canasta.

Siguiendo el procedimiento anterior de plegar y coser el papel, realizaremos algunas tiras adicionales con las medidas que hemos sacado.  Cuando las tengas listas, doblaremos los lados de la canasta y añadimos una tira horizontal trenzándola hacia arriba y hacia abajo, de las tiras verticales.

A medida que vayamos trenzando el papel, iremos poniendo clips en cada uno de los cruces o movimientos de la tira, así evitaremos que se desarme. Cuando terminemos, una vez rodeado el cesto, adherimos sus extremos con pegamento.

Realiza de esta manera tantos pisos de tiras como quieras. Así obtendremos una canasta con mayor o menor profundidad. Y cuando acabes, doblamos las tiras hacia dentro del propio cesto y cortamos el sobrante. Ubica ambos extremos debajo de las tiras inferiores.

Por último retiramos los clips colocados y ¡listo! Ya tenemos una bonita cesta de papel reciclado. Hazla en los colores que más te gusten, teniendo en cuenta el tipo de decoración que tengas en tu hogar.

  • Feng Shui en la oficina

    Excelente idea para decorar además de ser fácil resulta ser económico, muy bien!

  • Pingback: Bitacoras.com()