No hace mucho tiempo que hemos iniciado el nuevo año 2018, un año que se presenta como muy bueno para llevar a cabo todo tipo de reformas en casa. Si eres de esas personas que te has planteado dar un nuevo aire a tu hogar, ¿por qué no empezar por el dormitorio? Para esto no es necesario invertir mucho dinero, sino que un simple cambio del colchón o de la ropa de cama, puede ser más que suficiente. Para que todo este proceso sera más sencillo, os dejamos algunas claves que os permitirán renovar el dormitorio sin mucho esfuerzo y conseguir que parezca otro totalmente diferente. ¡Empecemos con este listado!

Luz natural

Contar con un dormitorio luminoso, ayuda a mantener la armonía física y mental. Además ayuda a regular las funciones vitales de manera natural. Debido a esto, es importante priorizar siempre la luz natural sobre la luz artificial durante el día, utilizando luz tenue e iluminación indirecta para la noche. Los apliques de pared o las lámparas de mesita de noche de Maisons du Monde son una buena opción para generar luz ambiental que no resulte agresiva.

Ropa de cama adecuada

Fuente: pxhere

No hay mejor opción para descansar durante la noche, que utilizar ropa de cama de lino, ya sea tanto en invierno como en verano. Este material es capaz de mantener el calor del cuerpo en ambientes fríos, además de disipar el calor por medio de sus fibras cuando hace mucho calor. Estos son motivos más que suficientes para apostar por este tipo de ropa de cama.

Utilizar un buen colchón

Un buen colchón adecuado a nuestras necesidades es el elemento principal para garantizar un buen descanso. A la hora de elegir nuestro colchón, dependerá de nuestras preferencias personales, aunque siempre debe asegurar un soporte adecuado, ser transpirable y mantenernos frescos durante la noche. En este sentido, tanto el colchón viscoelástico como el de muelles, son capaces de ofrecernos el mismo descanso.

También te puede interesar:  ¿Arquitectura en tus muebles o muebles arquitectónicos?

Sencillez

Fuente: pixabay

En los dormitorios, se cumple la premisa de que menos es más. No perdáis el tiempo cargando esta parte de la casa con adornos u objetos que no nos aportan nada durante el descanso. Apostar por elementos minimalistas que ayuden a crear un ambiente relajado.

Mantener siempre el orden

Aquellos elementos que estén fuera de lugar en el dormitorio, nos generarán una sensación de estrés, dificultando la conciliación del sueño. Para conseguir un ambiente despejado y en orden, podemos recurrir a recursos de almacenaje como las cómodas o armarios modulares.

Temperatura agradable

A la hora de conciliar bien el sueño, es necesario contar con una temperatura suave que los expertos sitúan entre los 18 y los 22 grados. Una temperatura mucho más alta o baja puede interferir en la calidad del sueño. Utilizar pijamas y ropa de cama adecuada, puede ayudarnos a regular la temperatura.

Ambiente libre de dispositivos electrónicos

Fuente: pixabay

Ambiente libre de dispositivos electrónicos. Los aparatos electrónicos como la televisión o el teléfono móvil emiten campos electromagnéticos que a la larga afectan al descanso. Además el uso de estos dispositivos antes de ir a dormir retarda la conciliación del sueño y nos mantiene activos. En su lugar es recomendable algo de lectura ligera que nos ayude a relajarnos y a olvidar los pensamientos del día.

¿Qué os han parecido estas claves que os hemos dejado para tener éxito a la hora de reformar el dormitorio? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Compartir
Artículo anteriorSoluciones para hacer llegar luz natural a toda la casa

Editor en Medios y Redes Online. Especialista en contenidos de tecnología y decoración.