Seguiremos hablando de los beneficios de tener una cocina amigable con el medio ambiente. En este tipo de cocina es muy importante la correcta elección de los electrodomésticos, esto permitirá que podamos llevar adelante una buena alimentación y, así, mantener la salud.

La dieta también deberá ser cuidada, una buena medida es reducir la ingesta de carne de origen vegetal, esta medida ayudará a cuidar el medio ambiente ya que este tipo de industria representa el 18 por ciento del total de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

Cocina amigable
Fuente: Jacinta Iluch

Otra buena medida es consumir productos locales y de estación para así evitar el uso del transporte y los conservantes. Los alimentos frescos son mucho más saludables que los congelados y requieren de menor cantidad energía para la producción y conservación.

Si tienes la posibilidad crea un espacio dedicado al compost, el cual se podrá lograr mediante un recipiente eléctrico o convencional.

Todos sabemos que la cocina es uno de los sitios que más desechos genera, para reducir la cantidad se deberán elegir productos que no tengan un envase innecesario. A la hora de descartar los residuos deberemos separarlos entre inorgánicos y orgánico, así podrás distinguir los que deberán llevar los recolectores urbanos y los que podrás usar para abonar la tierra de manera efectiva.

Para eso será necesario que armes una compostera casera o comprar un aparato eléctrico para tal fin. En estas máquinas podrás depositar los restos de comida y así obtener el producto en forma de fertilizante. Además de servir como un buen abono los restos se podrán volver a usar en la cocina, por ejemplo si se separan las cáscaras de los cítricos se podrán usar como condimentos o para perfumar el ambiente.

Con respecto a los productos de limpieza, la correcta elección también podrá ayudar en el cuidado del medio ambiente. Los detergentes que sean en base vegetal son más positivos para el planeta.