Presumir de cocina nueva es uno de los planes más apetecibles cuando acabamos de estrenar casa. O hemos hecho una gran reforma. Y en ella los armarios son los reyes del conjunto. Una elección bien pensada es clave para no arrepentirnos cuando ya no hay remedio. Aparte de fantásticos en su diseño, deben ser nuestros aliados por sus cualidades funcionales. Te doy algunas pistas para no equivocarte.

armarios
Fuente: snaidero.es

Todo es importante en los armarios de una cocina. Los muebles de esta habitación suelen estar sometidos a un uso constante y conviven a diario con la humedad y la grasa que se genera al cocinar. En concreto cuando pensamos en cocinas con una actividad culinaria frenética a pleno rendimiento mañana, tarde y noche. Por tanto, una elección con un sentido cien por cien práctico siempre será la mejor de las opciones.

Armarios de cocina: las claves imposibles de olvidar

Fuente: atlascocinas.es

Es normal que ante la idea de renovar los muebles de una cocina pequeña aprovechemos el momento para lanzarnos en busca de esos diseños que tenemos fichados desde hace tiempo. En catálogos, en anuncios de publicidad o en showrooms de las firmas exclusivas del sector. Todo eso está muy bien. Siempre y cuando los armarios de cocina cumplan tres máximas: que sean duraderos, resistan bien el uso diario y tengan una vida larga con un mantenimiento sencillo.

De ahí que los materiales de fabricación sean determinantes al escoger armarios nuevos para nuestra cocina. Actualmente el mercado nos ofrece superficies preparadas para repeler la suciedad que sin duda facilitan mucho la limpieza de estos muebles, además de alargar su vida considerablemente sin que se deterioren. Además, hay otros factores que influyen en la calidad final de estos armarios y a los que hay que prestar mayor atención. En concreto sus tiradores y sistemas de fijación son más importantes de lo que podamos imaginar. Cuanto más resistentes sean, mejor quedarán sujetos en la pared de la cocina y más tranquilos estaremos al abrirlos y cerrarlos.

También te puede interesar:  Una cocina de madera

Superficies para una vida fácil en la cocina

Fuente: ikersukaldeak

En nuestra vida doméstica solemos invertir muchas horas cocinando, comiendo y planificando menús. Y más aún si hemos logrado aprovechar un rincón para montar nuestro pequeño comedor de diario para las comidas y cenas en familia. Los armarios son nuestros compañeros inseparables donde guardamos las vajillas, los juegos de sartenes y cacerolas. Y también suelen utilizarse para disponer de zonas muy prácticas donde guardar alimentos no perecederos y bebidas. Son los llamados armarios para la despensa. Una vez que los descubres no puedes vivir sin ellos.

En una cocina así, tan llena de actividad, los armarios más prácticos son los que nos hacen la vida bastante fácil. Sin duda son los favoritos y no nos arrepentiremos en la elección. ¿Cómo traducimos esta teoría a la práctica? Tan sencillo como apostar por armarios con frentes lisos, libres de cuarterones y sin tiradores. Si nos apetece decantarnos por diseños muy modernos, de líneas depuradas, la mayoría de estos modelos prescinden de ellos. Y la razón principal no es estética, sino funcional. Así simplifican en gran medida su mantenimiento.

Fuente: kvik

Así podremos presumir de armarios a la última en tendencias decorativas sin renunciar a la funcionalidad que necesitamos. Quizá nos decidamos a estrenar muebles de cocina acabados en negro, una de las corrientes cromáticas que sigue arrasando por sus grandes dosis de elegancia. En alto brillo o en mate, estarán de plena actualidad. Ahora bien, elijamos el diseño que elijamos, lo importante será pensar en armarios sencillísimos en sus frentes. Cuantos menos salientes y detalles luzcan, más modernos y prácticos resultarán.

Funcionales por fuera y por dentro

Fuente: friasmaterials

La funcionalidad de los armarios de una cocina no solo se mide por cómo son sus frentes y sistemas de fijación. Aunque no podemos olvidarnos de ellos, sus interiores son igual de importantes si queremos realizar una elección perfecta. Los tableros que dividen el interior de estos muebles sufren bastante con el paso del tiempo porque en ellos guardamos de todo. Y lo habitual es que tengan que soportar un peso considerable con las vajillas y demás utensilios de cocina.

También te puede interesar:  Realiza una alfombra con una camiseta

Ante esta realidad, merece la pena consultar qué tipo de tableros nos puede interesar más. Investigar en el mercado qué opciones barajan los fabricantes del sector. De todas ellas yo me quedo con los tableros hidrófugos porque son los más recomendables para soportar eficazmente uno de los principales enemigos en los armarios de cualquier cocina: la humedad.

Atención también a las patas de estos muebles. Otro detalle en el que no solemos fijarnos. Los modelos que se regulan en altura y soportan bastante carga son los favoritos. Algo parecido ocurre cuando decidimos incorporar en la cocina armarios que lleven cajones. Nos preocupa mucho su capacidad para guardar. Sin embargo, no reparamos en un factor valioso, como es buscar opciones que aguanten bastante carga, por ejemplo entre 30 y 50 kilos de peso.

Detalles que suman y dan comodidad

Fuente: dica

En el mundo de la decoración y el interiorismo, los detalles suman y enriquecen. Pues en los armarios altos de cocina también. Además de pensar en los materiales más idóneos, las estructuras más firmes y los diseños más prácticos, hay otros elementos donde conviene pararse. En concreto en las guías de extracción de los cajones y en la calidad de sus bisagras. Por último, si queremos que en nuestros armarios de cocina reine el orden como en el resto de la casa, también podemos equipar sus cajones con todo lujo de accesorios. Entre algunas novedades, destacan los sistemas de divisiones internas minimalistas y súper útiles. Nos sorprenderá su capacidad para rentabilizar huecos y organizar los armarios con una gran sencillez. Está claro, los armarios son poderosos aliados para hacernos sentir que en nuestra cocina todo funciona de maravilla.

También te puede interesar:  Cómo convertir una cuna en mesa

¿Qué te han parecido mis pistas?