Ahora que se avecinan fiestas y celebraciones, con las Navidades a la vuelta de la esquina, aumentan las cenas y reuniones domésticas. Y a la mayoría nos apetece sorprender a nuestros invitados con una puesta en escena realmente sensacional. Cómo decorar la mesa se convierte en un ejercicio de buen gusto y de imaginación donde cada detalle decorativo suma. ¿Te apuntas a saber qué ideas te ayudarán a triunfar?

cómo decorar la mesa
Fuente: Zara Home

No se trata de tener que desempolvar la vajilla heredada, que igual ni nos gusta porque no va con nuestro estilo actual. O de hacer un gasto extra para comprar una mantelería o unos complementos caros que después guardaremos en un cajón. Este post no va de eso, sino de buscar ideas originales, diferentes. Propuestas creativas con inversión mínima que harán sentir a tus invitados de una forma especial. Hoy me he propuesto contarte cómo decorar la mesa de una manera inolvidable.

Cómo decorar la mesa con una bienvenida inolvidable

Fuente: DIY & Craft

A menudo invertimos horas y horas en la cocina para esmerarnos en ese menú de invitados. En ese vino que encabeza las listas de los mejores caldos nacionales y, por supuesto, en un postre a la altura de un concurso de cocina. Sin embargo apenas dedicamos un tiempo a pensar cómo queremos vestir la mesa, qué iluminación crear, si pondremos un centro de mesa o no, etc. Es posible que hayas vivido esta situación más de una vez, o al menos bastante parecida. No me lo digas. No quieres que vuelva a repetirse.

La primera máxima al plantearnos cómo decorar la mesa también puede implicar pensar en el recibimiento de nuestros invitados. Preparar una bienvenida hecha a su medida es una idea que gustará muchísimo. Y nada difícil de poner en práctica. Cualquier rincón del salón o de la estancia donde tendrá lugar la celebración puede ser el lugar propicio donde sugerir un cóctel, un refresco o su cerveza preferida en sabor y temperatura.

También te puede interesar:  Leer: cuando y donde queramos

Y más si se presentan con todo lujo de detalles. Un cubo de zinc repleto de hielos y botellas de refrescos mezclados puede ser todo lo que se necesite. Una bandeja preparada con zumos de cítricos, listos para servir en vasos grandes sin pulir de colores. O una coctelera con unas copas a juego, tan chic y glamurosa.

Todos a la mesa: los detalles más personales

Fuente: Parcel Design Co

Jugar a sorprender a los invitados con recursos decorativos o complementos que no esperan encontrar. Es otra manera de cautivarlos. Te estarás preguntando a qué me refiero y cómo decorar la mesa para lograr este objetivo. Se me ocurren muchas maneras de hacerlo. Una de ellas es recortar unas cartulinas de un papel bonito y rotular el nombre con un trazo grueso al que añadir tu toque personal. ¿Qué tal recrear los caracteres de la escritura antigua? O al revés, optar por una tipografía súper moderna. Si el número de invitados es alto, puede resultar hasta práctico desde el punto de vista logístico.

Pero hay más ideas para convertir esa celebración en un momento especial. Como colocar pequeñas fotografías de los invitados junto a su servicio. O poner un portaretratos a modo de centro de mesa con un foto de grupo donde estéis todos. La presentación de las servilletas también se presta a decoraciones personalizadas o montajes más humorísticos, según el tipo de celebración. Se trata de huir de los servilleteros tradicionales y pensar en los gustos de nuestros invitados. A mi particularmente me encantan los cordeles y las cintas de telas anchas para anudarlas. Y si además las acompañas de una rama o de una flor pequeña, el efecto es sutil y elegante. Menudos detallazos para tu mesa.

Mezclar y reciclar vajillas: la opción más divertida

Cómo decorar la mesa de una manera singular, única, también supone arriesgar. Quizá transgredir ciertas normas decorativas. Lo fácil es estrenar esa cristalería o esa cubertería tan fantástica que te acaban de regalar. Pero ¿por qué no combinar esas piezas de vajillas que se han ido quedando incompletas? Una combinación acertada y de lo más ecléctica en materiales, estilos y colores puede ser el recurso que estamos buscando para conseguir una mesa original, con tu sello. El fondo neutro a tanto contraste visual puede ponerlo la mantelería a elegir. Los modelos de estilo rústico en tonos arena o gris piedra son perfectos compañeros.

También te puede interesar:  Terraza Urbana
Fuente: The First

Aromas y luces envolventes: un valor seguro

Fuente: Zara Home

A la hora de pensar cómo decorar la mesa la verdad es que hay elementos imprescindibles para hacer que las celebraciones en casa sean veladas únicas. Por ejemplo, las velas no pueden faltar si esa reunión es una cena muy especial en la que queremos crear un ambiente de intimidad y complicidad. Estratégicamente colocadas son geniales como puntos luminosos: alineadas en el centro a modo de hilera, o salpicadas entre los servicios de mesa, en portavelas de cristal.

Lo mismo sucede con los aromas sugerentes y la belleza incomparable de unas flores para el centro de la mesa. Siempre frescas, por supuesto. Apostar por los elementos vegetales es un valor seguro que despertará la admiración de los invitados. Pero en la dosis justa para lograr una presencia sutil, una tanto casual. La idea es que no acaparen demasiado espacio, ni que su intenso aroma pueda llegar a resultar incómodo. La apariencia de unas flores recién cortadas en una botella de cristal de esas que a muchos nos encanta coleccionar puede ser más que suficiente para esa puesta en escena singular. Y el toque final, un mantel vaporoso para vestir la mesa.

Una celebración en plan picnic

Fuente: Ikea

A veces las fórmulas más sencillas y desenfadadas son las más valiosas para triunfar en nuestro empeño. Sobre todo si estamos pensando en una celebración divertida e informal. En este caso cómo decorar la mesa puede inspirarse perfectamente en los picnics al aire libre. Si es así, fuera mantelerías. Unas tablas de madera y unos recipientes muy rústicos, como cestillos, serán los protagonistas indiscutibles donde servir los alimentos. Acompañados de individuales o servilletas grandes de algodón, quedarán geniales en esta comida cien por cien casual. Otros grandes aliados: las vajillas muy mínimal y los centros de frutas descolocados.
¿Qué te han parecido mis ideas? Ahora ya no tienes excusa para lograr que tu próxima celebración sea inolvidable.

Compartir