Si crees que las cortinas son un elemento secundario en la decoración de una casa, sigue leyendo este artículo y te darás cuenta de que no es así. Pueden mejorar o arruinar el ambiente de una habitación, ya sea el salón, el dormitorio o la cocina. Por eso, antes de elegir la tela para las cortinas, conviene tener claras algunas cosas que te ayudarán a acertar de pleno.

tela para las cortinas hm ventana
Fuente: H&M

Las cortinas son el complemento perfecto a una decoración armónica. Si has elegido con mimo los muebles de tu salón, los textiles y las tapicerías, incluso los complementos, no puede poner cualquier tela en las ventanas. Si no son las adecuadas, la habitación no estará tan bonita ni será tan especial. Por eso hoy quiero darte algunos consejos para que no te equivoques cuando elijas las telas con las que confeccionar tus cortinas.

Existen un montón de opciones para elegir, pero antes de hacerlo hemos de pensar para qué espacio será la cortina, qué medidas tiene la ventana y qué orientación tiene.

Mejor telas resistentes y fáciles de limpiar

tela para las cortinas Univers maisons
Fuente: Maisons du Monde

Todos tenemos claro que la estética es fundamental en decoración, pero también sabemos que la vida que llevamos no nos permite estar todo el día pendientes de nuestra casa. Por eso, mi primer consejo es elegir telas que se limpien bien, que puedan lavarse a máquina y que no sean muy delicadas.

Así siempre estarán perfectas, ya que para lavar las cortinas no habrá más que descolgarlas, meterlas en la lavadora con un poco de detergente suave y seleccionar un programa corto, en frío, por supuesto. Y nada más termine el ciclo de lavado, aclarado y centrifugado (elige uno suave), se vuelven a colgar húmedas y ya está. Apenas tendrán arrugas y, a no ser que sean de telas que se arruguen mucho, no hará falta plancharlas.

También conviene elegir telas que lleven algún tratamiento ignífugo, para que no alimenten el fuego en caso de incendio. Y si son para la cocina, mejor poner telas resistentes a la humedad y al vapor, y tejidos que no amarilleen con facilidad.