Pintar las paredes de nuestro hogar afecta de manera directa a nuestras emociones y a nuestro estado, tanto físico como psicológico. Hoy os proponemos algunos de los consejos más eficaces para no equivocarse de cara a elegir el color adecuado.

Los colores influyen en nuestro estado de ánimo, sobre todo los que dominan en las paredes puesto que son las superficies más grandes del hogar. Hoy quiero contarte cómo escoger el mejor color para tus paredes de la manera más fácil ya que a veces puede resultar una tarea complicada. Si tienes alguna idea lo mejor que puedes hacer es ir a una tienda de pintura y es entonces cuando te encontrarás muchos tonos y acabados con los que acabarás en una indecisión interminable.

Por eso, hoy queremos compartir con vosotros algunos de los colores que transmitirán armonía, paz y tranquilidad a un hogar. Además, tenemos que ser conscientes e inteligentes y tener en cuenta el mobiliario de la casa. Hoy te quiero contar algunos colores para las paredes que puedes utilizar para cuidar tu salud a la hora de pintar las paredes, ya que este factor influye en el estado de ánimo.

Colores activos

Son aquellos que nos transmiten energía y vitalidad. Son cálidos y capaces de inspirar sensaciones positivas y extrovertidas. Los colores como el amarillo, naranja, rojo y variaciones de los mismos  son algunos de los colores activos.

Estos colores son muy atrevidos y hay que saber elegirlos muy bien. El amarillo por ejemplo inspira creatividad y podemos utilizarlo para espacios de trabajo.

Colores pasivos

Son aquellos más fríos que transmiten una sensación de frescor y paz. Podemos apostar por estos colores frescos para las paredes de los dormitorios y los cuartos de baño. Hablamos de colores como el azul, el verde y los tonos púrpuras con sus variaciones.

Colores neutros

Sin duda la mejor opción son los colores neutros, aquellos que transmiten tranquilidad, suavidad y son capaces de crear la perfecta armonía en casa. Beige, gris, ocre y blancos son algunos de los colores neutros que si sabemos cómo combinarlos con otros colores podemos llegar a crear el ambiente perfecto con diferentes tonalidades.

En el salón

Un lugar en el que pasamos tiempo, disfrutamos con nuestros invitados o simplemente pasamos una tarde fría y de lluvia. Para los salones y los cuartos de estar, podemos utilizar colores cálidos y suaves, desde un camel hasta un tierra. También podemos meter tonos amarillos o incluso algo de granate. Estos colores nos aportan sensación de hogar, de cercanía y de tranquilidad. Otra alternativa es pintar sólo alguna pared y hacer contraste con las demás, ¡es tendencia!

paredes para el salón
Fuente: Paris Sweet Home Decor

En la cocina

¡Total libertad! La cocina es siempre un lugar divertido a la hora de decorar. Hoy te quiero recomendar aquellos tonos cálidos pero vivos, como el naranja, amarillo o rojo. ¿La combinación perfecta? Cualquier color combinado con el blanco. Rojo y blanco, Madera y blanco…. Podemos jugar con diversos materiales y dar ese toque original y especial a nuestra cocina. ¡Nos abrirá el apetito!

colores para la cocina
Fuente: Paris Sweet Home Decor

El baño

Predominan las tendencias para el bienestar del verde y el azul. También colores muy claros en tonos vainillas. El color aguamarina es perfecto para un baño. Nos gusta tener un ambiente acogedor, que nos relaje y poder disfrutar de un baño como si estuviéramos en el mismísimo océano. Aportan frescura y los tonos azules son ideales para combinar con el mobiliario del baño ya que aportará frescura y calma.

ideas para decorar el baño
Fuente: Pinterest

El despacho

En este lugar la tranquilidad, la armonía y el bienestar deben ser las protagonistas. Un lugar en el que estemos a gusto. Para ello, aconsejamos colores neutros y no demasiado vivos ni chillones. Debemos tener en cuenta los colores crudos y planos, nada de figuras geométricas ni estampados (como rayas, cenefas…). Además de crear un espacio con luz para trabajar mejor. De esta manera, obtendremos el equilibrio perfecto para trabajar en condiciones.

 

colores para las paredes
Fuente: Paris Sweet Home Decor

Lo más importante a la hora de tomar una decisión para el color de las paredes es que sepamos combinar los tonos con el mobiliario o accesorios, es decir, elegir aquellos complementos que nos den el contraste visual necesario para observarlo con la pared. Estas son solo algunas pautas a seguir como un punto de partida en la búsqueda del color perfecto para tus paredes. Hemos e recordar que se trata de un asunto muy personal y una decisión importante y es que, aunque más adelante queramos cambiar los colores, si al principio sabes elegir correctamente estarás orgulloso del trabajo y las decisiones que has tomado. Esto definirá tu estilo de vida y tu buen gusto.