Cómo escoger el mejor puff para el salón

decorar el salón con un puff

Los asientos tipo puff no son solo para espacios de juego y habitaciones de niños, y estamos encantados, ya que este tipo de asientos son bastante cómodos. Los asientos puff también pueden verse muy bien en dormitorios, salas de estar y estudios; la clave está en el estilo.

Si te gustan los asientos tipo puff es importante que sepas cómo incorporarlo en un espacio para que se vea sofisticado y no como una ocurrencia tardía. Sigue leyendo para conocer los consejos clave, y cuando lo tengas, ¡disfrútalo mientras descansas!

Así que no te pierdas todo lo que te vamos a decir sobre cómo escoger el mejor puff para el salón. De esta manera, añadirás un asiento cómodo que puede potenciar un toque personal a esta estancia, ¡te encantará poder disfrutarlo cada día!

Ten en cuenta tu paleta de colores

Opta por un asiento puf que combine con tu hogar y su decoración. De lo contrario, no importa cómo lo hagas, no quedará nada bien, será como un “pegote” en la estancia. Afortunadamente, este proceso es bastante sencillo. Intenta optar por un puf que esté en la paleta de colores de tu hogar y complementa  los textiles que ya están en ese espacio.

decorar el salón con un puff
Pinterest.com

Usa el puf para añadir textura al espacio

Piensa en los objetivos que está tratando de lograr al incorporar un asiento puff en tu decoración. Los asientos puff son una excelente manera de añadir textura a una habitación. Trata a este asiento como si fuera una parte exclusiva en tu decoración, o añade un par, ya que la repetición tendrá un mayor impacto. Serán el lugar más codiciado de la casa entre los adolescentes y los niños pequeños…

Sé creativo con la forma

No hay ninguna razón por la que tu asiento puff deba ser circular; hay muchos estilos en el mercado actualmente. Si buscas una apariencia más sofisticada, considera optar por un puff cuadrado o rectangular. Incluso los hay con respaldos. Mira la oferta que existe y escoge el que pueda ser la mejor opción para tu salón pero también para tu comodidad y la de tu familia.

Debe coincidir con el espacio

Este asiento tan peculiar y cómo, debe encajar en tu espacio como lo haría cualquier otro mueble de la estancia. De esta manera estarás garantizando una apariencia cohesiva. Si por ejemplo, diseñas tu sofá y las sillas o cojines para que estén cohesionados en diseño y decoración, esto mismo debes tenerlo en cuenta con el puff de tu salón. Debe mezclarse bien y sentirse como una parte integral de la decoración.

decorar el salón con un puff
Pinterest.com

Piensa en la tela

Debido a que los jóvenes  tienden a gravitar hacia los asientos puff cuando quieren descansar, tendrás que optar por un material fácil de limpia. Así si tienes niños con manos sucias y pegajosas, serán mejor opción para poder limpiar las manchas aseguradas.

Optar por telas lavables es imprescindible. Los niños tienen la tendencia a comer mientras están sentado, y si están en tu asiento puff, al menos tendrás la certeza de que puedes limpiarlo rápida y cómodamente.

Con un poco de amor todo sale mejor

Dale un poco de amor a este tipo de asiento y dale una intención en tu sala, un propósito. Si lo dejas solo en una esquina, ponle una pequeña alfombra debajo que sea bonita y una mesa auxiliar a su lado. Incluso puede añadir un pequeño cojín para hacerlo más cómodo. ¿Y qué tal una lámpara para una iluminación sutil? Habrás creado un magnífico rincón de relajación o de lectura.

La iluminación, ya sea una lámpara pequeña sobre una mesa o una lámpara colgante, hará que el área se vea más atractiva y estéticamente agradable. Te encantará cómo te habrá quedado el rincón y disfrutarás de él más de lo que te puedas imaginar.

decorar el salón con un puff
Pinterest.com

No te olvides del arte mural

Después de seguir los pasos anteriores, querrás  abordar las paredes que rodean a tu asiento tan bonito. Son muchas las formas que puedes usar tu creatividad. Añade plantas colgantes o macetas cerca del puff para darle más vida a ese área.  El arte de la pared, como tapices y cuadros enmarcados, ayuda a complementar el puff y decora aún más el espacio.

Con todas estas ideas que te acabamos de dar, no puedes poner excusas, ya puedes disfrutar de tu asiento tipo puff en el salón sin que desentone en absoluto. Piensa bien cuál quieres, imagina dónde lo colocarías y para qué lo utilizarías, ¡y lo demás vendrá solo!


Ir arriba