Cómo planificar una zona de lavandería en casa práctica y con glamour

-

- patrocinador -

¿Tienes espacio suficiente en tu hogar para un cuarto para hacer la colada? ¡Enhorabuena! Es toda una suerte, con los pisos pequeños no siempre el espacio para lavadora y/o secadora es suficiente.

- patrocinador -

Pero, de todas formas, si no es así no debes desesperar. Hay muchas formas de crear una zona de lavandería muy práctica en la que, además, resulte fácil y agradable trabajar. Toma nota de todo lo que te contamos hoy.

zona de lavandería
Fuente: Emily Henderson

Tanto si dispones de un cuarto de lavado o de un tendedero amplio, como si solo tienes un armario grande en un rincón de la cocina para establecer tu zona de lavandería, existen ideas realmente efectivas para conseguir que el espacio sea más práctico y también más agradable estéticamente. Así dedicarte a poner la lavadora te costará menos esfuerzo.

Pero, ¿cómo conseguirlo? ¿Qué necesitarás? ¿Tendrás que invertir un gran presupuesto? Realmente no tiene por qué ser así, aunque sí que es importante que cuides los detalles al máximo. Te voy a contar algunos elementos que no deben faltar en un espacio de lavado y planchado.

Crea una zona de lavandería de revista

Fuente: The Spruce

La lavadora y la secadora son dos electrodomésticos imprescindibles. Al menos la lavadora, porque podrías prescindir de la secadora si tienes un espacio al aire libre en el que tender la ropa. Además, necesitarás una zona de almacenaje en la que guardar todo lo necesario: los detergentes, el suavizante, los productos quitamanchas, etc.

Una solución funcional consiste en combinar armarios cerrados con puertas y estanterías abiertas, que después podrás completar con algunas cestas o cajas en las que tenerlo todo bien separado y ordenado. En los armarios puedes colocar lo que quieres que esté oculto y fuera del alcance de los niños, por ejemplo. En los estantes abiertos guarda lo que uses con más frecuencia: el detergente que estás usando, las pinzas, la plancha, etc.

Apuesta por los espacios funcionales

Fuente: Ikea

Son muchas las cosas que tienes que guardar en una zona de lavandería. Y para cada una se requiere una solución funcional, a veces específica. La tabla de planchar, por ejemplo, es un elemento que no puede faltar en una zona de lavandería y planchado que se precie. Es un objeto grande y voluminoso que no es fácil de guardar. Y, además, hemos de tenerla a mano, ya que se usa con mucha frecuencia.

Por eso es buena idea planificar un armario alto en el que guardarla fácilmente, al estilo de los escoberos tradicionales. De hecho, si no dispones de otro espacio similar, puedes aprovechar para guardar el cepillo, la fregona, el aspirador, etc.

Elige cestas de lavandería que sean decorativas

zona de lavandería
Fuente: Emily Henderson

Los cestos para la ropa son uno de los elementos básicos para mantener bajo control y ocultas las prendas sucias en una zona de lavandería. Necesitarás dos cestas como mínimo, una para la ropa blanca y otra para las prendas de color. O puedes organizarte a tu manera, teniendo una cesta para la ropa de los niños y otra para los adultos. Tú decides. Nadie como tú sabe cuáles son tus necesidades.

Para decidir el tamaño de las cestas, ten en cuenta la cantidad de ropa que tienes que lavar habitualmente (esto suele depender del número de miembros que tenga tu familia, y de cuántos de ellos sean niños), y también el espacio disponible.

A la hora de elegir las cestas puedes optar por modelos de tela o de fibras vegetales. En este último caso, lo mejor es que su interior esté forrado con tela, para que la ropa no se enganche. Muchas de estas cestas llevan unas fundas interiores de tela que pueden retirarse fácilmente para lavarlas.

Extras que te ayudan

Fuente: Ikea

Siempre que sea posible y tengas espacio para poder hacerlo, es buena idea instalar una barra o un pequeño tendedero extensible para tender aquellas prendas delicadas que no quieres meter en la secadora.

También resulta muy útil tener un fregadero en la zona de lavandería. Ya sé que no siempre es posible, bien porque no tienes espacio o bien porque no hay toma de agua. Pero un pequeño fregadero es uno de esos elementos que resultan enormemente prácticos y que después te alegras de haber incluido en el proyecto. Considéralo.

Un plus de estilo

Fuente: Emily Henderson

Puede que la zona de lavandería de tu casa sea un área funcional y eminentemente doméstico y práctico, pero eso no quiere decir que tengas de dejar a un lado la estética y lo decorativo. Es más, creo que en este tipo de espacios un toque de estilo aporta mucho valor, y te ayuda a hacer las tareas domésticas de una forma mucho más gratificante, ¿no crees?

Prueba a empapelar una pared de tu cuarto de lavado y planchado. Incluso si dispones únicamente de un armario, podrás cambiarlo notablemente empapelando el fondo del mismo. También puedes utilizar vinilos adhesivos, dar un acabado especial a las puertas de los armarios, poner unos tiradores que decoren por sí mismos, etc.

Con este planteamiento y estos pequeños detalles, la zona de lavandería tendrá el mismo glamour y el encanto que el resto de tu casa. ¡Seguro!

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado en nuestra Revista de Decoración 2.0 y las mejores ofertas en Decoración!

¡Conecta con el canal de Telegram de Decoración!

- patrocinador -
Monica Corredera
Monica Correderahttps://decoracion2.com/
Periodista especializada en decoración. Interesada por todo lo que tiene que ver con el interiorismo y el mundo deco.


¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado en nuestra Revista de Decoración 2.0 y las mejores ofertas en Decoración!

¡Conecta con el canal de Telegram de Decoración!