Si hay algo en nuestros espacios domésticos que nos suele traer de cabeza es el almacenaje. Crear nuevas zonas para guardar en casa no siempre es fácil. A veces tenemos la sensación de que se nos agotan las ideas y que las habitaciones ya no dan más de sí. Pero no es cierto. En este post voy a demostrártelo.

nuevas zonas para guardar
Fuente: Studio Oink

Los armarios rentabilizados al máximo y cada metro cuadrado de la casa bien optimizado con soluciones para favorecer todo tipo de almacenaje doméstico. Cuando ya hemos agotados estas opciones, crear nuevas zonas para guardar requiere aguzar el ingenio. Observar a nuestro alrededor detenidamente y ver qué otros lugares de la vivienda nos pueden ayudar. ¿Habías pensado alguna vez en el suelo? Pues es uno de ellos y con estos ejemplos verás que fácil puede resultar.

Nuevas zonas para guardar: el aprovechamiento horizontal

Fuente: Living

Aunque puede sonar extraño, generar nuevas zonas para almacenar en el suelo puede ser la solución al hándicap del almacenaje. Como lo oyes. Casi siempre las propuestas más comunes pasan por sacar partido a espacios verticales, realizar altillos y rentabilizar la altura de los techos cuando ello posible. Pocas veces pensamos en el aprovechamiento en horizontal. Es decir, en el pavimento de las habitaciones como una superficie llena de posibilidades. Como ese extra de almacenaje que tanto necesitamos la mayoría, por mucho “operación limpieza” que hagamos periódicamente, donando ropa y regalando libros y juguetes a nuestras ONG preferidas.

Hay muchas soluciones que pueden venirnos bien para transformar el suelo en un contenedor de lo más eficaz para almacenar. Una especie de trastero oculto que podrá estar en el salón, en el comedor de diario, en medio del pasillo o en una zona de salida a la terraza. Nuevas zonas para guardar en cualquier habitación de tu casa.

Tarimas con dos niveles y cajoneras

Fuente: Makezine

Las tarimas elevadas son superficies ideales para plantear este tipo de soluciones en busca de nuevas zonas para guardar. La altura que suele tener su desnivel, entre 20 y 30 cm, es un hueco ideal para adaptar contenedores donde almacenar ropa de cama, vestuario de fuera de temporada, material escolar, etc.

También te puede interesar:  Color blanco para la decoración navideña

Según la amplitud de este hueco podremos adaptar dos cajones de madera de idéntica medida, o bien optar por un solo cajón, que vaya de lado a lado. Nos quedarán estupendamente integrados si nos decantamos por materiales y acabados iguales al del pavimento, o muy similares. A simple vista ni siquiera repararemos en ellos. Pero sin embargo ¡existen!

Suelos registrables de quita y pon

Fuente: billielourd.org

Si estamos pensando en renovar el suelo de alguna habitación de casa es una oportunidad fantástica para instalar un suelo registrable. Este tipo de pavimentos se prestan a ofrecer nuevas zonas para guardar de forma sencillísima. ¿Sabes en qué consisten? Normalmente se asocian a espacios comerciales y a oficinas, pero encajan sin problemas en los interiores domésticos modernos actuales. Por ejemplo, un espacio de trabajo, o en cuartos infantiles.

Una vez colocados, estos suelos quedan elevados con respecto al piso de la estancia por medio de unos pedestales, generando huecos de distintos tamaños. Inicialmente, están pensados para esconder instalaciones, como el cableado del sistema de climatización, los cables del equipo informático, etc. Pero lo cierto es que son espacios muy prácticos para guardar objetos no demasiado grandes y que se necesita tener relativamente a mano. Bastará levantar una o varias piezas del pavimento para acceder a su interior.

Si queremos tener estos huecos más organizados y aprovechados, tan sencillo como adaptar en ellos cajas o sistemas modulares que nos permitan jugar con diferentes tamaños y formas. Los juguetes de los niños desaparecerán casi por arte de magia gracias a estas nuevas zonas para guardar. Y de paso el espacio quedará mucho más ordenado.

Plataformas con una doble función

Fuente: News SpainHouses.net

Como te decía antes, hay más lugares de la casa de los que imaginamos que nos pueden ayudar en nuestra misión. Sin ir más lejos los típicos escalones que a veces hay para salvar un desnivel que nos conduce a una terraza o a un patio. O que podemos encontrar en un distribuidor. Atentos a ellos porque seguramente podrán transformarse en soluciones muy funcionales como superficies extra.

También te puede interesar:  Decora tu hogar con pizarras

Como por ejemplo, la idea de aprovechar el espacio que ocupan para hacer plataformas de obra que podemos cubrir con revestimientos de madera. Este tipo de estructuras son perfectas para diseñarlas según nuestras necesidades. Y por tanto ¿por qué no hacerlo con huecos donde colocar cajoneras? Habremos ganado ese espacio extra de almacenaje tan solicitado. Y al mismo tiempo podemos atrevernos a usarlas como zonas de relax, en plan chill out, si quedan cerca de una ventana o terraza. Y son lo suficientemente espaciosas para disponer cojines grandes y almohadones que garanticen confort.

Escaleras que son capaces de almacenar

Fuente: iCreativeD

Otro elemento cada vez más presente en las casas de hoy en día son las escaleras. Aunque no son el suelo, merece la pena detenerse en ellas porque también pueden ser una válida opción. Sobre todo cuando hay que avivar el ingenio en busca de propuestas ingeniosas que nos ayuden a exprimir al máximo los metros cuadrados de nuestro hogar. Y sin duda las escaleras con peldaños que a su vez son cajones lo son. ¿O no? Yo apostaría por ellas.

Como te decía al principio, el suelo de nuestras casas nos puede dar muchísimo juego cuando buscamos nuevas zonas para guardar. ¿Y tú? ¿Ya has encontrada la idea que más te encaja?

Compartir