Si estás metida en el mundillo de tejer, hacer ganchillo y labores en general, a lo mejor te pasa como a muchos de nosotros que planificas tus labores de temporada en temporada. Ahora que ha llegado el nuevo año y estamos inmersos en el frío invierno, ya deberíamos quizá pensar en las labores que queremos tener listas para la temporada que viene, pues en menos de lo que nos imaginamos estará aquí la primavera. ¿Y qué tal si incluyes en tu lista de labores tejer un puff?

Los puffs son elementos muy prácticos para el hogar, ya sea simplemente para crear un espacio más acogedor, tener un asiento más si surge la necesidad y que no ocupe mucho sitio, o tener un cojín decorativo y cómodo. El puff que os recomiendo hoy no es demasiado grande y es muy vistoso, por lo que puede cumplir cualquiera de las funciones anteriormente descritas. ¿Te animas a tejer un puff con dos agujas? Pues continua leyendo.

tejer un puff - cojín puff Katia
Fuente: Katia

¿Qué materiales vamos a necesitar?

Como en los proyectos anteriores, DIY: Cómo hacer calcetines de Navidad a ganchillo y Cómo hacer adornos de Navidad en ganchillo para decorar el árbol: estrella y campana, hemos utilizado las lanas de Katia, con quienes colaboramos para haceros llegar ideas geniales con una lana de primera calidad.

tejer un puff con katia

  • El patrón para la labor de tejer un puff está disponible en la web de Katia. Se trata de un pequeño puff o cojín, ideal para dar color al salón o comodidad a la terraza.
  • Necesitaremos 6 ovillos de lana gama TAHITÍ (en realidad no es lana sino algodón peinado y mercerizado). Yo he usado el color de lana que venía en el ejemplo en la web de Katia (fucsia 19), porque me pareció muy llamativo, pero podéis recurrir el color que más os guste. En la web de Katia podéis ver todos los disponibles.
  • Agujas de tejer del nº 4 (US 6).
  • Aguja lanera.
  • Algodón de relleno sintético (para rellenar el puff).
  • 60cm de ropa de forrar (para introducir dentro del puff y sujetar el relleno sintético).
tejer un puff - lanas Tahití
Ovillos de lana Tahití de Katia

Una labor para principiantes

Tejer un puff de estas características resulta ser una labor pensada para principiantes, por lo que el nivel de dificultad es bajo. No te preocupes si nunca has hecho punto, esta es una labor ideal para comenzar.

Os preguntaréis por qué usamos este algodón TAHITÍ, que seguramente no hayáis usado nunca. Yo tampoco, hasta este proyecto y, la verdad, es que me ha sorprendido gratamente y volveré a usarla en futuros proyectos porque además de original me parece que tiene un tacto muy agradable. Es 100% algodón peinado y mercerizado y su efecto final en la labor es muy curioso, porque en realidad es como una lana que tiene el tacto de un lazo. ¿Recordáis cuando de pequeñas nos ponían en el pelo una coleta con un lazo para los eventos y ocasiones importantes? Pues a esa especial textura del lazo me recuerda esta lana.

Permitirme animaros a probar lanas diferentes. Como dicen: “quien no arriesga, no gana” y, desde luego, también en las lanas nos encontraremos con que alguna vez nos equivoquemos y que tenemos que quedarnos con ovillos que no nos gustan o nos gustan menos que nuestras lanas preferidas. Pero… ¡ay cuando nos topamos con una lana nueva que nos encanta! Deleite absoluto. Merece la pena arriesgar para cuando llega ese momento.

Cómo hacer punto de arroz

El punto utilizado a lo largo de toda la labor es el punto de arroz. A mí personalmente es un punto que me encanta por lo bonito que queda y lo sencillo que es. Lo malo de este punto, en mi opinión, es que es lento de hacer (te da la impresión de que avanzas poco en la labor) y, a veces, es un poco monótono. Pero no se puede tener todo en esta vida…

tejer un puff - muestra del punto de arroz
Muestra de punto de arroz con lana Tahití de Katia

Si nunca has hecho este punto, aquí os dejo un vídeo sobre cómo se hace el punto de arroz:

Y, si te atreves, puedes variar el patrón e intentar un punto de arroz bicolor, como el que se muestra en este vídeo:

Yo he sido menos atrevida en esta ocasión y me he ceñido al color sugerido por Katia, como os dije antes, pero en el futuro, no dudaré en intentar un punto de arroz bicolor. No se me ocurre una idea más fácil para conseguir una personalización del proyecto, sin recurrir a ovillos de lana con colores mezclados.

Cómo tejer un puff a dos agujas paso a paso

En este vídeo puedes ver, paso a paso, cómo hacer la labor, aunque a continuación os doy algunas instrucciones por si os quedan dudas:

  1. Tejer una tira en punto de arroz de 95 cm. (unos 160 puntos) por 45 cm. (76 puntos). Recuerda hacer la muestra del punto antes de empezar la labor, pues en función de la tensión a la que tejas y la lana que finalmente uses, el número de puntos que tengas que montar variará.
  2. Al alcanzar los 95 cm. tejidos, cerrar todos los puntos.
  3. Con ayuda de la aguja lanera, coser uno de los extremos con el otro.
  4. Pasar un hilo por el interior de todos los puntos de un lateral largo y ajustar al máximo frunciéndolo. Cada 30 cm. da unas puntadas para que no se deshaga el fruncido o arrugado.
  5. Con el forro, coser una bolsa de 50 x 50 cm. y rellenar con el algodón.
  6. Dejar que el arrugado que se ha formado en la bolsa se quede en la parte plan del cojín.
  7. Hacer la misma operación del arrugado en el otro lateral.

Y, ¡voilà! Ya tienes tu puff.

Si finalmente te animas a tejer un puff, no olvides compartir el resultado en redes sociales nombrándonos a nosotros (Facebook Decoracion 2.0 y Twitter @decoracion2) y a  Katia (Twitter @KatiaLanas y Facebook Katia (Español)). ¡Estamos deseando ver el resultado. ¡Feliz knitting

 

  • Me ha gustado mucho el post.