Ahora que estamos en invierno y las temperaturas descienden, pasamos mucho más tiempo en casa, al calor del hogar. Por eso conviene actualizar un poco la decoración del salón, al tiempo que aumentamos la sensación de confort. Descubre algunos trucos e ideas para conseguir un salón cálido y acogedor.

ikea salon calido y acogedor
Fuente: Ikea

Para convertir tu salón en un lugar confortable al máximo en el que te apetezca estar, no necesitas hacer muchos cambios ni sustituirlo todo, ni gastarte un montón de dinero. Basta con incorporar algunas ideas sencillas, adquirir un par de cositas o sustituir algún elemento y habrás conseguido un salón cálido y acogedor.

Te sorprenderás gratamente cuando veas que, por muy poco, le has insuflado a tu salón una buena dosis de calidez y de confort. Sigue leyendo y descubre cómo puedes lograrlo.

1. Añade elementos y consigue un salón cálido y acogedor

Los expertos coinciden. En invierno es aconsejable reforzar la decoración del salón con algunos elementos que lo hagan más cómodo y, sobre todo, más cálido. Ganaremos en sensación de hogar, estaremos más a gusto en casa y eso incidirá en nuestro estado de ánimo. En definitiva, estaremos más felices que es de lo que se trata, al fin y al cabo.

Pues bien, toma nota de estas sugerencias y podrás conseguir ese plus de calidez que estás buscando para tu salón. Ye darás cuenta de que necesitas muy pocas cosas para lograrlo.

2. Un toque más cálido para las paredes

Cierto que con pocos cambios se pueden lograr grandes resultados, pero si a tu casa le ha llegado la hora de un buen lavado de cara, aprovecha el momento y pinta las paredes. Puede que sea un tanto aparatoso, sobre todo cuando nuestra casa está llena de muebles, pero puedes hacerlo tú mismo (con el consiguiente ahorro de dinero) y podrás pintar el salón en un fin de semana.

Elige tonos muy cálidos, que aumenten la temperatura del ambiente. Colores como el amarillo o un tostado suave pueden ser grandes opciones. Además, son tonos luminosos que vienen bien en invierno, cuando la luz es menos intensa. Así, potencias la luminosidad en los interiores.

3. Cambia los textiles y busca telas que abriguen

ikea cojines
Fuente: Ikea

Cambiar los cojines del sofá es la opción más sencilla y económica, y puedes conseguir mucho con tan poco. Elige tejidos con textura como la chenilla y el terciopelo, que añaden calidez. En cuanto a los colores, apuesta por los tonos dorados, los mostaza, los tierra, etc. Elige telas lisas y combínalas con estampados en tonalidades claras.

En cuanto a las cortinas, también puedes hacer algunos cambios para aportar más calidez. Unas cortinas gruesas dan una mayor sensación de “abrigo”. No se trata de poner cortinones que no dejen pasar la luz. Más bien lo que se busca es una combinación adecuada entre una cortina de un tejido grueso, con peso, y un visillo liviano en blanco o hueso que deje pasar la luminosidad, como los de lino. Las barras dobles te vendrán de maravilla para poner cortinas y visillos por separado.

4. Añade una alfombra al espacio

alfombra maisons salon calido y acogedor
Fuente: Maisons du Monde

Otro recurso que sube la temperatura de un ambiente y aporta calidez en verano es poner una alfombra muy calentita y mullida. Las de lana son las más acogedoras y cálidas.

En lo que se refiere al diseño, hay tantas opciones para elegir que a veces no resulta fácil. Todo depende de cómo sea la decoración del salón y del efecto que queramos conseguir. Podemos optar por alfombras lisas, más discretas, o por alfombras decoradas con algún diseño o estampado. Lo más importante es elegir una alfombra que esté en sintonía con el resto de muebles, textiles y complementos.

Personalmente prefiero las alfombras lisas que crean una base perfecta para añadir después otros colores y estampados. Sin embargo, hay alfombras que incluyen algún motivo decorativo y que son realmente espectaculares. Elígelas cuando quieras darle protagonismo.

5. Cómo aportar calidez con los muebles

car mobel salon calido y acogedor
Fuente: Car Möbel

Aunque los muebles no son elementos que se cambian todos los días, ni todos los años (y mucho menos en cada estación), sí que hay formas de aportar calidez y luminosidad al salón a través de los muebles. Cierto que no vas a cambiarlos alegremente, pero si estás pensando en añadir alguna pieza, puedes optar por tonos claros y maderas naturales.

Una opción interesante son los decapados. Gracias a sus colores claros y la veta de la madera, resultan muy acogedores y armonizan los ambientes. Así que si tienes algún mueble del que te hayas aburrido, píntalo y decápalo y, además de quedarte como nuevo, le dará al ambiente un aire más acogedor. Puedes probar con una mesa de centro o con una consola, mejor que lanzarte a decapar la librería del salón.

¿Qué te parecen estos consejos? Ponlos en práctica y… ¡verás qué diferencia! Conseguirás tener un salón cálido y acogedor sin apenas esfuerzo.

  • Estoy impresionada: Cuánto gusto, elegancia, y falta de recargamiento al mismo tiempo en tus ideas. Ahora que tengo que decorar una habitación de casa me ha aclarado bastante las ideas y me ha dado soluciones.
    Mi más profunda enhorabuena, Mónica. ¡Un saludo y que tengas una felicísima Navidad!

  • Muy bueno!