Cómo tener un césped bonito en otoño

Cuando pasa el verano llega el momento de tener un césped bonito y bien cuidado en otoño. El cómo conseguirlo dependerá de cómo es tu césped, si es pensado para climas fríos o cálidos. Es posible que no estés seguro del tipo de césped que tienes, pero en cualquier caso existen algunos consejos que te ayudarán a tener un césped en buenas condiciones.

Césped de clima frío vs. cálido

El césped para clima frío se llaman así porque prosperan en el clima fresco generalmente asociado con la primavera y el otoño. Por el contrario, los céspedes de clima cálido crecen más activamente cuando el clima es cálido, como el verano.

De cualquier modo, a continuación vamos a explicarte algunos consejos que debes tener en cuenta para que de esta manera sepas cómo tener un césped bonito en otoño y que te dure bien durante todo el año.

Césped mal cuidado
Pinterest.com

Corrige el pH

Si tu césped no está creciendo bien tendrás que analizar el suelo. Las correcciones hechas en el otoño ayudarán a promover un césped más frondoso en la primavera. Si la prueba del suelo muestra la necesidad de reducir la acidez, tendrás que añadir cal a la tierra. Si es necesario reducir la alcalinidad, entonces tendrás que echar azufre.

Controla las malezas

Las malezas continúan plagando los césped de clima frío y cálido en el otoño, así que aplica un producto para el control de malezas. Evita las áreas recién sembradas de césped de clima frío y usa tratamientos localizados específicos en malezas más resistentes.

Rastrilla el césped

Si tienes un césped de clima frío, es necesario que rastrilles el césped con un rastrillo, desbrozadora o podadora eléctrica. Si tienes materia orgánica esto puede impedir que haya un movimiento correcto de agua y nutrientes.

En casos graves de compactación del suelo, es posible que tengas que emplear la técnica conocida como aireación central. Esto crea aberturas en el suelo, permitiendo la entrada de aire, agua y nutrientes. Los céspedes de estación cálida no deben desprenderse ni airearse en el otoño. En su lugar, guarda esa tarea para la primavera o principios del verano, cuando la hierba está creciendo.

Riega el césped

No pienses que porque comience a hacer frío no tienes que regar tu césped. El riesgo es importante también en otoño y es necesario que te asegures que tiene el agua que necesita. Únicamente dejarás de regar si el suelo se congela cuando hace mucho frío porque el hielo hace que la hierba se quede en un estado de “limbo”. De cualquier manera, tienes que regar exceptuando el caso comentado.

El césped de estación cálida solo necesitan regarse mientras el césped esté creciendo. Cuando deja de crecer, la hierba puede depender de la lluvia para sus necesidades de riego. Sin embargo, si las siembras para el invierno, debes mantener un horario de riego regular.

Césped bien cuidado
Pinterest.com

Fertiliza la tierra

Es necesario que fertilices la tierra del césped. Si no sabes cómo hacerlo contacta con un profesional de la jardinería para que te indique cómo hacerlo dependiendo del tipo de suelo que tengas. Tendrás que evitar fertilizar el césped de clima cálido en otoño ya que se somete a un proceso de endurecimiento durante esta época del año para prepararlo para el invierno. La fertilización de los pastos de césped cálido en el otoño puede interferir con el proceso de endurecimiento.

Resiembra la hierba

Resiembra la hierba teniendo en cuenta la estación del año en que la siembras. Escoge aquellas semillas que cuando crezcan te permitan disfrutar de un bonito césped cuando llegue el buen tiempo. Tienes que pedir semillas anuales para que así tengas un césped que puedas cuidar con mayor facilidad. Si es necesario resiembra únicamente aquellos parches que quedan descubiertos.

Corta el césped

Si tienes césped de clima cálido, tendrás que aumentar la altura de la cortadora de césped un poco. Los céspedes de estación fría no necesitan un ajuste en la altura de corte. Si no sabes la altura a la que debes ajustar la cortadora de césped, pregunta a un profesional de la jardinería para que te aconseje dependiendo del tipo de césped que tienes en tu hogar. Así podrás encontrar la altura adecuada y deseada para tu jardín.

Dependiendo del tipo de césped, es posible que necesites un corte más frecuente o menos, dependiendo de la hierba que tienes y del tipo de crecimiento que tienes. Existen cortadoras de césped con mantillo que te pueden ayudar a a liberar nutrientes a medida que vas cortando la hierba. Además, también será más fácil usarlo porque los recortes se triturarán finamente.

Limpia las hojas

Tanto los pastos de estación cálida como fría se benefician del control de las hojas, ya que las esteras de hojas caídas pueden dañar la salud del césped. Corta y tritura cantidades más pequeñas de hojas, o rastrilla, embolsa o abona las hojas si hay una cantidad mayor.


Ir arriba