Las manchas de pintura, en cristales y ventanas, es común verlas después de haber hecho alguna obra o haber pintado la pared. Es importante tener cuidado, cada vez que se vaya a hacer algo de lo mencionado, tapar bien aquellas zonas en las que no debe caer pintura.

manchas de pintura

Pero aunque extrememos cuidados, es habitual ver algunas salpicaduras o manchas de pintura, más grandes. Tanto en el cristal de la ventana, como en el marco de la misma. Por ello aquí os dejo algunos consejos prácticos, para eliminarlas completamente sin ningún tipo de problemas.

Un buen consejo que puedo dejar, para eliminar las manchas de pintura, es informarnos a cerca de la pintura que estamos utilizando en esos momentos. Busca la lata o el contenedor donde venga y comprueba las instrucciones de la misma. Seguramente, además de contarnos cómo debemos o donde debemos utilizarla, también indicarán el tipo de disolvente necesario para eliminarla. Una vez que sepamos el tipo de químico que necesitamos, aplica este disolvente sobre la mancha a limpiar.

Otro buen consejo es, antes de aplicar el disolvente, mirar de qué está hecho el marco de la ventana y luego proceder a limpiar. Algunos disolventes pueden dañar marcos de madera, de pvc o de aluminio. En el cristal, seguramente, podremos utilizar el disolvente sin problemas. Así que con un trapo o un rascador de vidrio, verás qué pronto se deshace la mancha del mismo.

Busca el disolvente adecuado para cada tipo de pintura que hayamos utilizado. Hay algunos que se pueden usar tanto en el cristal de la ventana, como en los espejos o bien en los marcos. Si el marco es de aluminio o pvc intenta eliminar la mancha con mucho cuidado, de esta forma no rayaremos el material.

Un disolvente, que casi todos tenemos en casa, es la acetona. Puedes probar a aplicarla sobre la mancha y dejar que actúe un poco. La pintura comenzará a disolverse y verás que con ayuda de unas rasquetas, convertidas en grandes aliadas para remover completamente la pintura, lo lograremos.

Si la mancha es muy grande podemos ayudarnos de una rasqueta mayor, pero siempre tendremos que tener mucho cuidado para no rayar el cristal. Además, esta técnica también sirve para el espejo o los marcos de la venta de plástico o aluminio.

Fuente: wikihow