Entre la decoración más clásica para San Valentín encontramos las flores. Sin embargo, no tienen por qué estar dentro de un florero decorando la mesa, sino que pueden ocupar otro lugar. Como sabes que nos encantan las manualidades de San Valentín, en esta ocasión te mostraremos cómo hacer un centro a modo de corazón de flores como elemento decorativo sobre la mesa que luego retiraremos un poco para poder comer.

Vía: imujer.com

 

Los materiales que vamos a necesitar son:

– flores

– un recipiente con agua

– tijera

– adhesivo floral

– un pinchaflores (uno esos corchos verdes en los que se ponen las flores temporalmente hasta que se ponen en agua).

Proceso:

Comenzamos por el pinchaflores y le damos forma de corazón, despacio para no romperlo. Lo pegamos en el fondo de un recipiente poco profundo. Podemos utilizar una misma flor o variedad de flores y de colores, como más gustemos.

Cortamos los tallos de 12 a 18 flores aproximadamente, a la misma altura. Llenamos parcialmente el recipiente con agua y colocamos las flores. Listo.