Cortinas de cristal: el cerramiento moderno más demandado de la última década

Existe multitud de cerramientos en el mercado para cualquier tipo de espacio. Los hay en aluminio, policarbonato, panel-sandwich, madera, etc. No obstante, si hay un material del que no se para de hablar, ese es el vidrio. Muchos proveedores de cortinas de cristal como Vidriosystem nos cuentan que su agenda para instalar cerramientos acristalados está a tope. Los pedidos son constantes y crecen cada año que pasa. Aunque ofrecen todo tipo de cerramientos, no son los únicos fabricantes que aseguran que las cortinas de cristal son el cerramiento moderno más demandado de la última década, pero… ¿Qué es lo que ha llevado a está situación? ¿Qué tienen las cortinas de cristal que no ofrezcan otros cerramientos? Veamos todo ello en detalle.

Para quien no esté familiarizado con las cortinas de cristal, se trata de paneles de vidrio que se instalan sin perfilería. Es decir, no tienen marcos entre cada panel, sino que van sobre carriles. Esto permite que sean completamente abatibles, aportando versatilidad al espacio. Son aptas para todo tipo de espacios, tanto interiores como exteriores, por lo que las encontrarás en gran variedad de ambientes. También conocidas como “cerramientos invisibles”, las cortinas de vidrio han venido para quedarse.

¿Por qué las cortinas de cristal son tan demandadas?

Basta con ver los paneles de vidrio para darse cuenta de por qué son el cerramiento más demandado:

  • Como buen cerramiento que es, permite utilizar un espacio exterior en cualquier momento. Factores como el clima, los insectos, el polen o la contaminación dejan de ser un problema.
  • Son abatibles en torno 95% de su extensión. Por lo tanto, se pueden abrir cuando se desee para recuperar ese espacio exterior. Es como si las cortinas no estuviesen ahí.
  • Su estructura en cristal hace que sean mínimamente invasivas a la vista. De hecho, suelen elevar bastante el aspecto de cualquier fachada.
  • Como no tienen marcos ni perfiles entre sí, son el cerramiento “Go to” cuando se quiere disfrutar de las vistas. No existe otro cerramiento que pueda competir con el efecto panorámico de las cortinas de cristal. Imagina como pueden quedar en un ático o en un jardín…
Cortinas de cristal: el cerramiento moderno más demandado de la última década 3
Cortinas de cristal: el cerramiento moderno más demandado de la última década 6

Es comprensible que tales cualidades las sitúen en el foco de atención. Y aún con todo, hay más aspectos que las hacen destacar…

El estilo moderno de las cortinas de cristal

Desde el punto de vista de la decoración y el interiorismo, el estilo es el punto de partida para introducir cualquier elemento en el diseño de un espacio. Cuando hablamos de las cortinas de cristal, es inevitable que destaquen por su estilo moderno. Minimalistas, geométricas y funcionales. Cumplen todos los checks que exigen los ambientes más modernistas.

Son minimalistas ya que no interrumpen el campo visual en absoluto. Es lo bueno que tiene el vidrio. Por supuesto, también se pueden instalar traslúcidas u opacas. Sin embargo, es inusual desaprovechar la sensación de amplitud y libertad que aportan siendo transparentes.

Cabe destacar que las líneas rectas de las juntas, lo único que dejan al descubierto, son tan sutiles que suelen pasar desapercibidas. De este modo no saturan visualmente a la par que ayudan reforzar la geometría visual. Generan sensación de estabilidad sin apenas percatarnos.

En cualquier caso, la cuestión del diseño moderno es que suele sacrificar muchos elementos en favor del espacio y la amplitud. Por ese motivo, lo que haya debe ser práctico y necesario. Sin duda, los cerramientos invisibles aprueban este apartado con sobresaliente.

Cortinas de cristal: el cerramiento moderno más demandado de la última década 4
Cortinas de cristal: el cerramiento moderno más demandado de la última década 7

La función más allá del estilo de los paneles de vidrio

Probablemente, el pragmatismo es el factor que hace que las cortinas de cristal sean el cerramiento más demandado del mercado. Si, es cierto que aportan mucho al estilo de un espacio, pero van más allá. También aportan funcionalidad y versatilidad.

Como ya hemos mencionado, permiten que espacios como la terraza, el balcón, el ático o el porche se puedan disfrutar siempre que se desee. A pesar de ser un cerramiento, se pueden abrir casi en su totalidad. Esto hace que el espacio cerrado mantenga su cualidad de espacio abierto si se desea. Pero eso no es todo, ya que las cortinas de vidrio también destacan por que:

  • Favorecen la eficiencia energética del hogar o negocio. Es como si creases una enorme cámara de aire entre el exterior y los espacios interiores del inmueble. De este modo es mucho más fácil aclimatar esas zonas y mantener su temperatura con mucho menos gasto.
  • Cada panel se puede abatir hacia el interior, por lo que resultan muy fáciles de limpiar. Además, esto supone que no hay que asomarse fuera si estás en una altura, lo cual es un gran plus en seguridad.
  • En espacios interiores se puede crear habitaciones temporales gracias a que son modulares. Por ejemplo, es habitual encontrar oficinas que las utilizan cerradas para disponer de un despacho. Al abrirlas, el despacho se transforma en una sala de juntas. Eso sí es aprovechar el espacio.
  • En exteriores, pero sobre todo en interiores, son una gran baza para aprovechar la luz existente. Como separadores, al ser transparentes, aprovechas todas las ventajas de un cerramiento pero no pierdes ni un ápice de iluminación.

La integración de las cortinas de cristal con cualquier estilo

Es posible que estés pensando que las cortinas de cristal tienden más a lo “Chic”, lo elegante y lo glamuroso. Y es cierto, es inevitable ver estas características en ellas. Sin embargo, aunque ese sea el territorio donde más destacan, se integran con soltura en cualquier otro ambiente. Es muy habitual encontrarlas en estilos Rurales, Marinos o Industriales. No hay que encerrarse en el estilo moderno para que queden bien. Al fin y al cabo, el vidrio encaja en cualquier lugar.

Cortinas de cristal: el cerramiento moderno más demandado de la última década 5
Cortinas de cristal: el cerramiento moderno más demandado de la última década 8

El cristal combinado con piedra, madera, metal o incluso plástico siempre es un acierto estético. En consecuencia, tal adaptabilidad de estilo y materiales también favorece que sea uno de los cerramientos más demandados del mercado.

Perfectas para el hogar, imprescindibles en los negocios

Aunque las cortinas de cristal sean maravillosos en los hogares, donde realmente brillan es en los negocios. Es ahí donde pasan de ser una cuestión de estilo a convertirse en un factor indispensable para hacer que un negocio no pierda dinero.

Por ejemplo, con ellas cualquier negocio de hostelería puede seguir atendiendo clientes en la terraza a pesar de:

  • La temperatura, ya sea muy fría o muy cálida.
  • El clima, llueva, nieve, granice o haga viento.
  • La contaminación, sobre todo en grandes ciudades. Esto es especialmente beneficioso para terrazas a pie de calle, donde no solo se evita la polución de los coches que no paran de pasar. También se reduce el ruido del tráfico y el ajetreo propio de las urbes.
  • El polen y los insectos, sobre todo en épocas de polinización o eclosión.

Otro gran punto que hace que los negocios las instalen es que aportan una barrera extra de seguridad. Podrás poner los sensores de la alarma en la terraza. De ese modo, en caso de intrusión, los ladrones no habrán accedido al interior del local y la alarma ya estará sonando.

Cabe añadir que, al ser modulares, muchos negocios también las aprovechan para aportar versatilidad y múltiples usos al espacio del que disponen. Además, se pueden instalar en prácticamente cualquier ángulo e incluso en espacios curvos. Otro detalle importante es que en altura pueden alcanzar hasta los 3 metros. No hay espacio que se les resista.

El cerramiento más demandado del mercado

En suma, existen muchos motivos que justifican la demanda de las cortinas de cristal. Ya sea por su versatilidad, lo prácticas que son o lo bien que quedan, siempre son el cerramiento más acertado. Además, su instalación es tan sencilla que, de media, suele tomar entre 2 y 3 días. En caso de tener que hacer desescombro, puede extenderse hasta unos 5. Sea como fuere, es lógico que todo el mundo las esté poniendo en sus casas y negocios.

Ir arriba