Buenos días amigos, en el espacio de hoy os dejo con esta decoración a base de corchos de vino. A veces os he hablado de utilizar estos artículos para realizar cosas en casa.

Los objetos más insospechados, en muchas ocasiones, son de lo más reciclables. En esta ocasión vamos a transformarlos en unos bonitos centros de mesa.

También puedes utilzarlos para decorar otro tipo de superficies, una estantería, una mesa auxiliar o ponerlos donde más te gusten.

corchos

Si tienes frascos de cristal, será perfecto.. ya que lo suyo es que los corchos se vean bien.

Ahora, toma tantos corchos como quepan en los envases escogidos. Aquí tienes dos opciones, una es dejarlos tal cual son..  o bien pintarlos.

Esta última opción puede resultar muy llamativa, dependiendo del ambiente que quieras obtener.

Escoge uno, dos o varios colores y listo.. incluso puedes dejar algunos sin pintar.. integrándolos en la decoración.

Cuando estén secos los corchos, solo tienes que introducirlos aleatoriamente dentro de los frascos y listo! Busca un lugar bonito para ponerlos y embellecer tus espacios.

Una idea que se me ocurre es atar una cuerda rústica o cinta del color que te guste.. alrededor de la boca del frasco.. esto dará un toque estupendo.

Otra idea que se me viene al amente es que no es necesario que decoren una superficie, también puedes suspenderlos en el aire.

Con una cuerda o algo similar, rodea la boca del envase con los corchos dentro. Luego haz un nudo y cuélgalo de alguna esquina o bien en la terraza.. quedará espectacular.

Esta idea es estupenda, ya que no puede ser más económica. Si en casa tienes tapones de corcho de algunas botellas de cristal, recuerda no tirarlos.. pues puedes decorar con ellos.

Espero que esta idea os sirva para vuestros próximos proyectos!

Gracias

Foto: themawinblog