Por gustos se rompen géneros, suele decirse, en cuanto a que en una gran variedad de personas los gustos no dejan de ser siempre diferentes. Por ello no sorprende que en el mundo de la decoración de interiores, existan también toda una variedad de opciones para satisfacer pues eso, los más variados gustos. Hoy nos concentramos en una decoración que satisface el gusto de algunos por los ambientes clásicos, esos que parecen concentrar lo mejor de la elegancia de grandes épocas.

Y cuando se disfruta de la elegancia y el glamour, y se quiere una decoración clásica, tampoco la misma se limita solamente al salón o el dormitorio, que el baño puede ser decorado tan coquetamente como otro ambiente del hogar y lucir esplendido. En cuanto al gusto clásico poco podemos agregar que no conozcas ya.  Pero debemos hacer énfasis que esta decoración se concentra en algunos puntos básicos para lograr el aire clásico y elegante que la caracteriza.

La elección de los colores es primordial en la decoración de baños clásicos, aunque no se exime de color como el rojo o el negro si alguno intenta decorar con ellos, realmente el estilo clásico se decanta por las tonalidades maravillosas del pastel en colores como el rosa, celeste, verde, que se ven elegantes y le dan la apariencia de limpidez que siempre se quiere provocar en un espacio como el baño.  Hay que recurrir al mobiliario más elegante.

Y como en elegancia, menos es siempre más, suficientes cortinajes, suficientes muebles, y suficientes lámparas son detalles a cuidarse en este decorado. Suficientes es lo que se necesita y nada más, excederse puede romper la armonía del decorado. Aunque se suele elegir un color para convertirlo en el decorado total, en estas ideas que te aportamos verás cómo funciona estupendamente una fusión de colores en un baño con decoración clásica.