Cuando se piensa en la decoración del cuarto del bebé, hay que tener en cuenta que esta decoración difiere de la del resto de los ambientes, porque el cuarto del bebé debe lucir alegre y de colores atractivos pero debe mantener la organización y el espacio debe ser amplio, esto significa que aunque decorado con muebles y ornamentos, no debe estar saturado para la comodidad y la seguridad del bebé. Hoy te traemos algunas ideas que podrás lograr en el hogar, con solo aplicarte a convertir el cuarto del bebé en un bonito lugar.

Como hemos dicho se requiere seguridad y un ambiente que no parezca sobrecargado, el uso excesivo de adornos de pared en la decoración del cuarto del bebé, no resulta tan adecuada como podríamos pensar por ello, se recurre al uso de la decoración a través de dibujos en la pared de escenas que resultan atractivas y que gustarán al bebé  medida que crece y hasta que convertido en un niño de alrededor de tres años, el ambiente demande una nueva decoración con dibujos nuevos.

Los colores que se puede usar en el cuarto infantil se centran en las más variadas tonalidades del rosa y el celeste, que tradicionalmente se usan para distinguir niños de niñas, pero también se puede recurrir a colores que sirven de mucho para el relax  y la alegría por la energía que transmiten como el amarillo pastel y el verde aqua, entre otros.  Los dibujos pueden ser variados, desde un oso como en la imagen superior, hasta un estaque de peces, la creatividad en este sentido es vital para lograr un hermoso ambiente.

Combinar colores es bueno y por ello si se decide al uso de dibujos en las paredes, se puede contrastar con una pared en color sólido que  equilibra la imagen y hace que la pared decorada se vea más atractiva todavía. No se necesitan dibujos muy elaborados apenas unos dibujo que sean comprensibles para la infancia hacen un gran efecto.