Decoración “responsable”, con materiales naturales o con objetos reciclados, o diseños futuristas, en colores fluorescentes: París, convertida esta semana en la capital del diseño mundial, desvela nuevas tendencias, entre las que persiste el reciclaje.

Con un centenar de actividades en seis barrios de la capital de Francia destinados al gran público y con una gigantesca feria profesional llamada Maison et Objet (Casa y Objeto), que recibió durante el fin de semana a millares de profesionales, esta primera semana parisina del diseño (12-18 de septiembre) es sobre todo una gran fiesta y celebración de la creación contemporánea.

Decoraciones murales fabricadas con plantas y flores, muebles insólitos, labrados con raíces o maderas preciosas, sofisticadas lámparas elaboradas con materiales reciclados como bolsas de basura: en París se afronta el lujo absoluto con objetos que claman su exasperación ante el desperdicio.

Según Vincent Grégoire, de la firma Nelly Rodi, que estudia las nuevas tendencias en la moda y en el diseño, aunque muchos consumidores “siguen interesados en objetos ecológicos”, fabricados con “materiales naturales”, hay también muchos que dicen estar “hartos” de esa tendencia.

“Quieren objetos futuristas, productos nuevos, excitantes”, explica Grégoire, señalando que el contexto económico, que sigue siendo difícil, pesa sobre los consumidores, que sienten una incertidumbre sobre el futuro.

Pero quizá por eso mismo quieren levantarse el ánimo, y se aventuran con colores más excitantes, como azules eléctricos, rosa encendido, verde limón, naranjas y amarillos fluorescentes, apuntó.

Aunque siempre sigue predominando en la decoración de interiores el blanco y negro – elegancia suprema-, los tonos grises y los colores neutros, como se comprueba al visitar el inmenso Salón Casa y Objeto, que cierra el martes sus puertas en Villepinte, en las afueras de París.

Esta gran feria internacional está destinada exclusivamente a los profesionales del sector. En cambio, la semana parisina del diseño -similar a la que se celebra en Milán, Tokio, Berlín y Londres- pretende ser “una manifestación popular”, dirigida al gran público.

No faltan en esta nueva gran cita del diseño internacional algunos de sus grandes nombres, como Baccarat, Cinna, Cappelini, Blanc + Blum, Poltrona Frau, entre muchos otros.

Más información en Paris Design Week