Cuando pensamos en decorar la casa somos más conservadoras de lo que realmente reconocemos, y tememos a probar nuevos colores. Es cierto que los colores más recurridos suelen ser prácticos y siempre resultan atractivos, pero siempre podemos intentar nuevas ideas de decoración que nos permitan lucirnos sin ser especialmente expertas. Y eso se logra, siendo más audaces en los colores, menos conservadoras, buscando el punto entre elegancia y modernidad, es fácil recurriendo al púrpura.

Hay muchas tonalidades del púrpura para aplicar en los diferentes ambientes de casa. Es vital no recurrir al tono muy oscuro que reduce la visión de amplitud y que resulta muy “gótico” y tampoco hay que inclinarse por decorar con púrpura en tonalidades muy brillantes o ligeramente neón. Los tonos mates del púrpura son ideales porque mantienen la claridad del ambiente y resultan muy versátiles para combinar con otros colores.

Sino te atreves a decorar con púrpura, y le temes a renovar con el color en la primera vez que lo experimentas para la decoración no debes temer, porque puedes aprovechar para usarlo con otros colores o quizá te guste más cambiar los ornamentos a púrpura mientras te decides por el color. Y puedes ir agregando la pintura en púrpura por tramos, de pared a pared, te encantará notar cómo se ve de estupendo un ambiente con un color no tan aprovechado en la decoración hasta la última década.

 

Y para que te guíes y no temas más al púrpura para decorar la casa, te dejamos estas atractivas ideas que te inspirarán al cambio que pide el hogar, de los tonos conservadores a un color que despierta muchas felices vibraciones positivas en el hogar. Después de todo al morado, se le atribuye el efecto de calmarnos y mantenernos positivos…¿te apuntas a la tendencia de decoración en morado?

Imágenes: Vía