Tradicionalmente se ha considerado el rojo como el color de la pasión y los deseos, en alguna época se consideró también un color demasiado vulgar para decorar ambientes de un hogar. Pero con la expansión a Occidente de la doctrina del Feng Shui, la percepción occidental sobre este color fue cambiando, y hoy dentro de la decoración contemporánea el rojo es un color estimado por sus cualidades.

El decorar con rojo permite aprovechar las vibraciones positivas del color. El rojo está asociado con la fuerza, la alegría, el entusiasmo  y el amor. Una energía desbordante de positividad que se hace sentir a través de la decoración aplicada al rojo.  Pero el rojo por si mismo resulta excesivo a la hora de decorar, te guste o no la decoración Feng Shui lo mejor es aprovechar equilibradamente el rojo.

Eso significa que podemos combinarlo con otros colores, una mezcla de decoración en rojo con blanco,  no solo resulta muy atractivo sino potencia las virtudes y aprovecha las del blanco que ya saben se inclina por la sinceridad y la calma. Hay muchas variadas tonalidades del rojo, que podemos aprovechar a la luz de las más modernas tendencias contemporáneas. Cuando quieres mantener un ambiente de total rojo en tu decoración, tienes que aprovechar los tonos más mates del rojo.

Y debes equilibrar  con algunos ornamentos o muebles en un color que se aleje de ese tono, como sería el blanco o el negro que contrastan fabulosamente. Puedes elegir una decoración ultramoderna y  minimalista, lo mismo que puedes elegir un estilo clásico y hasta un estilo vintage o quizá un rústico que el rojo se adapta a tantas tendencias, que bien puedes tener un ambiente maravilloso solo con rojo. En estas imágenes encontrarás lo encantador que puede ser un ambiente con color rojo.