En el espacio de hoy queremos brindarles una estupenda idea para decorar algún evento como puede ser el cumpleaños de nuestro hijo. Con materiales para reciclar se ha creado esta estupenda inspiración para un cumpleaños infantil.

Como vemos los colores combinan con todo, tanto la mesa, como el centro de la misma y algunos adornos son realizados con los mismos materiales y colores.

También podemos recordar que podemos elegir el color que más nos guste, no necesariamente tiene que ser rosa y amarillo. Los tonos elegidos son muy fuertes y vibrantes llenos de energía positiva. Este año se llevan tanto los amarillos como los rosas, por ello es una decoración atrevida, pero muy actual. De todas formas vemos como se ha suavizado ambos colores con un tono más beige. 

El centro de mesa se compone básicamente de cilindros de cartulina, estos han sido decorados con citas adhesivas en colores fuertes, rosa y amarillo. Se ha jugado con un diseño previo, este podemos cambiarlo y realizar el que más nos gusten.

En este caso una composición de sobreposiciones y cruces adornan el conjunto. Como consecuencia final nos topamos con una especie de floreros reciclados. Sobre los agujeros introduciremos vasos de cristal con un poco de agua y dentro de esta las flores que más nos gusten.. en este caso flores en rosa y amarillo para hacer juego.

Los números que vemos en las mesas se realizaron en papel maché y luego fueron pintados a mano. Esto es perfecto para combinar con el resto. Incluso hasta el propio menú puedes diseñarlo con todo lujo de detalles.

Por último vemos que hasta los mangos de cada cubierto se han pintado en rosa y amarillo!… y como no, hasta las galletas de los platos son en estos colores.. más conjuntado imposible.

Esta decoración es perfecta para una fiesta de cumpleaños.