La decoración navideña va en marcha ¿ya has elegido algunos de estos proyectos que te presentamos, para tu ambiente hogareños de fiestas? si aún no te decides aún tienes tiempo y ahora otra idea, sencilla, barata y atractiva para decoración navideña de las escaleras. Espacios olvidados por todos que se pueden convertir en una encantadora estampa navideña con pequeños detalles como el de hoy.

Se trata de una decoración navideña con piñones, como suelen llamarse en algunos lugares, los frutos del pino que tanto nos gusta ver cuando llega el otoño y caen de los árboles. Así que si tienes en casa o te gusta pasear por el bosque, puedes comenzar a reunir unos cuantos para decorar con una larga fila de ellos, los pasamanos de la escalera del salón o de otro ambiente de la casa. Un adorno sencillo pero atractivo y con el toque entrañable que siempre nos recuerda la temporada de otoño invierno.

decorar con piñones

 

Para efectos de esta decoración navideña, vamos a pintarlos de un brillante color plateado, aunque siendo las manualidades navideñas muy versátiles puedes personalizarlas al máximo y hacerte de otros colores ¿te gusta el rojo? ¡quizá el verde! por qué no el púrpura que se ve tan bonito ahora en la decoración navideña.  Hay que pintar con pintura acrílica o bien pintura en spray para trabajos manuales y dejar que se sequen bien para luego agregarles un pequeño lazo de donde sujetarlas para colocarlas en su lugar.

¿Notas lo fácil que es? eso es algo que nos encanta de las bonitas opciones de decoración navideña,  podemos ponernos creativas aún sin gastar mucho y puedes tener muchas de estas bonitas decoraciones para colocar además en el árbol, y en otros rincones del hogar cuando llegue el  momento de poner tu casa con su más bonita decoración anual.

Imagen: Pinterest

Compartir
Artículo anteriorDecorar con fotos de tu familia
Artículo siguienteRenovar mueble de salón

Soy una blogger apasionada de la moda y la decoración, me fascina compartir estas aficiones con quienes como yo, quieren crear un entorno acogedor y atractivo en el que disfrutar de la vida.