El verano es la estación del año que mas adeptos tiene. Es la estación del año que más alegría nos trae y donde la frescura y el color son los reyes de nuestro estilo de vestir. ¿Ya ha pensando en hacer también un cambio visual en su casa también para acompañar la estación?

Vista su casa para el verano; siéntala rejuvenecer en sus manos. No es muy difícil de hacer y podrá mejorar notoriamente el ambiente en casa.

En lo que se refiere a las telas, existen varios cambios que pueden ser realizados con facilidad. Por ejemplo en el verano, las cortinas deben ser más finas y claras para dar esa sensación de frescura y tranquilidad y además consiguen una mejor iluminación de la casa.

De la misma forma, deberá también cambiar (o retirar definitivamente) la mayoría de las alfombras o tapetes de al casa. Es lógico que si posee una casa grande deberá mantener algunos. Pero en casas pequeñas principalmente que tengan tendencia a volverse muy cálidas ante tanta exposición solar del verano, deben ser retiradas las alfombras de invierno. Podrá además forrar el sofá y los almohadones con colores suaves que transmitan alegría y confort, ya que no es posible cambiarlos en todas las estaciones.

Confeccione forros que puedan ser intercambiables y utilícelos de acuerdo a la época.

Pensemos ahora en las lozas de la cocina. Que tal un juego de vajilla más colorido? Su uso crea un nuevo y alegre conjunto visual a nuestras comidas. Hoy día hay muchas opciones a nivel de los textiles utilizados para la cocina en colores alegres y muchos de ellos con inspiración en alimentos o condimentos.

Y que tal substituir algunas piezas de la decoración por plantas de interior? Las plantas transmiten frescura que ningún otro objeto logra transmitir. Existen muchas variedades de plantas que se prestan para colocar dentro de casa y encontrará dentro de ellas una o más especies  de su agrado. Evite colocar las plantas en el dormitorio, no es aconsejable ya que por la noche consumen oxígeno que usted también necesita.

Como se ve no es difícil adaptar su decoración para el verano que viene. Pequeños cambios hacen la diferencia y transforman la casa en un lugar que realmente se vuelve agradable estar.