Cuando pensamos en decorar, podemos asumir muchas de una gran variedad de tendencias de decoración que se llevan estupendamente en cualquier ambiente. Pero cuando queremos un entorno entusiasta que nos resulte atractivo y que sea luminoso y colorido, podemos elegir la decoración veraniega. Hay que hacer notar que aunque su nombre mueve a pensar en los colores veraniegos no es para que redecoremos solo en la temporada, es que en ella se aprovechan las alegres tonalidades de la paleta de verano.

Y entre sus cualidades está el recurrir a ornamentos y detalles florales y naturales, como flores en las paredes. En este sentido se puede aprovechar el papel tapiz con tantas opciones para decorar ambientes con papel tapiz. O bien los pequeños murales pintados que hacemos, si las manualidades son lo nuestro, y claro si queremos algo más profesional, lo que haría un pintor decorativo. Siempre puedes aprovechar cuadros, cortinas y otros ornamentos aéreos como lámparas para dar el toque “veraniego”.

En cuanto a los muebles, no podemos cambiarlos cada vez que pensamos en una renovación, pero cambiarán de aspecto si nos decantamos por los cojines, los tapetes, y otros detalles que elegidos en colores intensos como el rojo, el naranja, el amarillo o los colores vibrantes, se incorporación en la decoración de ambientes imponiendo el toque de alegría que se busca tener y que es aplicable a salones y dormitorios.

En los baños no es menos práctico, porque puedes optar por alfombras y cortinas, así como accesorios de variados colores que gustarán a todos, y que claro harán ese ambiente que recuerda los días luminosos de un cálido verano. Notarás que no necesitas más que elegir bien, y elegir colores, mezclar estampados como rayas y florales, y dejarte llevar por la creatividad. Aprovecha estas estupendas ideas de decoración veraniega.