Cuando vamos a decorar paredes pensamos en los más vistosos colores que se anteponen o combinan  estupendamente. Y claro algunos se ven bien como los vemos, pero ya en las paredes y en la decoración resultan imposibles.  Hoy te traemos si estás con dudas sobre qué colores elegir, una  combinación que siempre resulta estupenda, el color blanco  y el amarillo, ambos en la paleta de colores “fríos” y colores luminosos que le dan claridad al ambiente en que se apliquen.

Pero estas ideas para decorar en blanco y amarillo, no se limitan a los colores de la pared, que también puedes aprovechar, decorar en blanco y utilizar los ornamentos en amarillo, como son el mobiliario, el cortinaje y los decorados de paredes como cuadros, y otros detalles que contribuyen a armar la decoración que quieres para tu hogar. Y como verás funcionan muy bien estos colores, porque se ven esplendidos juntos.

En cuanto al uso del amarillo y el blanco, idealmente puedes combinar paredes usando ambos en las paredes pero si quieres una apariencia más pulcra y ordenada opta por el blanco de fondo y el amarillo como complemento y también funcionará bien a la inversa. El decorar con blanco y amarillo no se limita a los salones, también puede utilizarse en el dormitorio, en la cocina y en el baño, porque son dos colores versátiles.

Aprovecha estas estupendas ideas que te damos para decorar combinando blanco y amarillo, así conviertas tu hogar en un luminoso y alegre ambiente porque el amarillo imprime alegría a la sobriedad que distingue al blanco. Además transmiten un sentido de limpieza y orden que pocos colores logran tan bien, y puedes aprovechar mil tonalidades, así que no dudes más y aprovecha esta combinación para tu hogar a tu gusto y en los colores más atractivos.