Sin duda alguna la moda vintage está pegando fuerte, pero no todo el mundo es capaz de decorar toda la vivienda con este estilo puesto que también existen otros estilos que marcan tendencia como el minimalismo. Pero nunca está demás mezclar estilos y es que además, eso le dará personalidad a tus estancias. Las cómodas siempre son bienvenidas en cualquier dormitorio puesto que son unos muebles auxiliares estupendos y muy prácticos, ¿y qué mejor que hacer con un toque vintage que haga que tu habitación sea aún más acogedora?

Pero no sólo puede quedar bien en tu dormitorio porque las cómodas vintage son mucho más versátiles que las cómodas tradicionales así que también podrás colocarla en el recibidor o en el salón…¡dónde te guste más!

Tener y decorar con una cómoda vintage es tan sencillo como recuperar una cómoda antigua y restaurarla, puedes pintarla de otro color que encaje más con tu decoración, cambiar los tiradores antiguos por otros que te gusten más, aplicar papel pintado a cajones tanto por dentro como por fuera…¿Qué más se te ocurre para tener una preciosa cómoda vintage?

comoda vintage

Por ejemplo a mí me encantan los tonos blancos para dar pulcritud al mueble, pero también me gusta irme al otro extremo y añadir colores de moda como por ejemplo el verde esmeralda, el rosa, el azul, la combinación de colores y darle siempre un toque degradado para que no pierda su esencia de mueble antiguo. Realmente esto es lo que interesa en el estilo vintage, darle más vida al mueble, que quede estupendamente y que además sea un elemento decorativo práctico y funcional.

¿Has pensado en los estampados? También es una opción estupenda y aunque a muchos les parece una opción difícil de combinar yo no lo veo así en absoluto porque sólo tendrás que tener en cuenta que deberá ir acompañado de muebles en tonalidades lisas. Pon tu cómoda en el lugar que prefieras de tu hogar, ¿te gusta cómo queda? ¡Pues no hay más que hablar! ¡A disfrutar de tu cómoda vintage!

Fotografía: tallerymedio.com