Me encanta la idea de decorar con cuerda rústica. Eso sí, busca una buena y que no se deshaga. Cualquier cuerda no vale para decorar. Pero cuando encuentras la cuerda adecuada, queda simplemente fabulosa. Hay muchas cosas que puedes hacer y más con un poco de imaginación. Entre ellas forrar frascos es una idea fabulosa.

Forrar frascos con cuerda rústica es una genial idea para reciclar los mismos. Luego puedes introducir unas flores o lo que quieras. También puedes decorar con nudos, una gran idea si sabes  hacer los clásicos de marinero. Con este material también se pueden forrar las patas de un taburete, de una silla o de una mesa. Incluso puedes crear una superficie y luego ponerle un cristal, quedará preciosa.

cuerda rustica
Fuente: ryaninc

Dos estupendas ideas, que me encantan, es la de crear un columpio individual o bien uno colectivo (utilizando un banco) Si tienes la suerte de disponer de un jardín, de una zona al aire libre o de un patio, puedes introducir estos elementos. Ya sabes, si tienes un árbol añade el clásico columpio con una madera y una cuerda rústica que sea gruesa.

Igualmente si tienes un porche o un lugar donde quede bien el banco suspendido, puedes hacerlo “fácilmente” Primero deshazte de las patas que tenga y luego realiza los agujeros oportunos. Por último añade la cuerda y listo. Elijas el columpio individual o el colectivo, debes fijar muy bien la cuerda para que no se caiga el conjunto ¡no quiero ni un disgusto!

cuerda rustica
Fuente: Michael Coghlan

Si te encanta este material, también es una idea colgar una maceta. Para ello puedes crear una malla a base de nudos y luego introducir la maceta. Otra gran idea es comprarla ya hecha, pero a veces puede que te guste poner tu propio arte en la decoración.

¿Qué te parece decorar con este tipo de cuerda?