Ahora los pistachos tienen mucho que decir, si te encantan recuerda no tirar las cáscaras ya que estas nos ayudarán a realizar un hermoso centro de mesa para obsequiar en el día de la madre… o el que tú elijas.


Un acabado perfecto con materiales naturales y muy fácil adquisición. Si quieres aprender a realizar este pequeño arreglo floral que puede ser el centro de nuestra mesa, leyendo.

Los materiales que vamos a reunir serán los siguientes. Cáscaras de pistachos, todas las que puedas conseguir. Plastilina que nos ayudará a encajar los pistachos. Ramitas de árbol, musgo sintético, un listón y pegamento.

Primero haremos una bola, de las dimensiones que deseemos, con la plastilina. También podemos utilizar masa flexible. Una vez realiada la bola iremos clavando literalmente las cáscaras de pistachos. Rellenaremos la bola entera, así armamos unas hermosas flores.


Ahora vamos a la segunda parte de esta original manudalidad. Para realizar la base donde irá asentada nuestra flor, haremos un pequeño churro con la plastilina y la adornaremos. Recuerda que tiene que ser bastante gruesa para que podamos ubicar nuestra flor y que se mantenga en pie.

Para adornar la base pegamos las ramitas de árbol que hemos recolectado. Las pegamos por todo el contorno de la base, de esta forma damos un aspecto mucho más natural.

Por último buscaremos una rama un poco más gruesa y alli clavamos nuestras flores, recuerda que al estar montadas con plastilina podremos asegurarlas con total facilidad.

Pincharemos todas las flores que hemos hecho, en la rama y esta la clavamos en la base de plastilina. Por ùltimo podemos decorar el tallo de nuestra flor con musgo artificial y una hermosa cinta.

Visto en: cosascositasycosotasconmesh.blogspot.com